26.1 C
Santo Domingo
jueves, octubre 28, 2021

100 millones para los artistas, un problema de forma, más que de fondo.

El problema de los 100 millones para los artistas populares, es más bien de forma que de fondo, lo que la gente que pide la cabeza de Peña Guaba no percibe, es que antes que el gabinete que este dirige,  otorgara los 100 millones a los artistas, estos se reunieron con el presidente y el incúmbete del Gabinete de Políticas Sociales, por lo que es posible que Peña Guaba haya dado el paso con la anuencia de Luis Abinader, quien por lo menos debió instruir al funcionario para que le resolviera el asunto a los artistas.

Digo que el problema es de forma y no de fondo, porque el Gabinete de Políticas Sociales esta para otorgar ayuda a sectores de la sociedad que lo necesitan, a través de mecanismos establecidos en su protocolo de operación o los principios orgánicos que lo rigen; y en lo que todos estamos de acuerdo es que los músicos de orquestas lo necesitan; ¿Dónde fallaron las autoridades? En donde siempre fallan, por querer hacer un bulto mediático, le entregan la ayuda a las figuras populares, personas que por más que les haya afectado la pandemia, tal vez no estén en situaciones tan difíciles, como si lo deben estar los músicos que le acompañan por el tiempo que tienen sin tocar una fiesta, luego del escándalo que se forma, entonces es que  salen aclarando que el dinero es para que sus músicos con tanto tiempo sin tocar un baile, puedan percibir una entradita con motivo de las navidades, una justa motivación y en la que todos deberíamos estar de acuerdo.

Es evidente que Eddy Herrera para citar un caso, recién ganador de un Grammy latino, no necesita la ayuda, pero sus músicos si la necesitan, ahora bien, ¿Por qué en vez de hacer toda esa alharaca mejor no agregaron a los músicos de esas orquestas en los programas Fase I y Fase II del gobierno, para que pueden contar con recursos mínimos de subsistencia mientras dure la pandemia? de haberlo hecho así, la ayuda llega directamente a los músicos, sin tener que pasar por las manos de los directores de orquestas, a los cuales la gente percibe como individuos de recursos y sin necesidades, como demostraron algunos que recibieron los cheques portando en sus muñecas relojes rolex y otras prendas de gran valía.

El gobierno no puede ser ejercido con un cambio hacia adelante y la reversa en pausa para volver atrás cuando el paso dado no caiga bien en la población, porque el mensaje que envía es de inseguridad e improvisación, que en los primeros días le serán perdonados a una administración sin experiencia, pero pasado un tiempo es posible que la gente no sea tan tolerante con los errores cometidos por el gobierno; por tanto cada movimiento que de el ejecutivo o sus funcionarios debe ser sopesado y analizado con mesura, para una vez dado, no tener que volver sobre sus huellas, atenaceados por el clamor público, que siempre ve el árbol, pero que no vislumbra el bosque que hay detrás.

- Publicidad -

Más popular