Abordan retos para el desarrollo del ecoturismo en RD

La falta de accesibilidad, agua potable, conectividad, servicio eléctrico y formación técnica están dentro de las principales necesidades para impulsar el turismo ecológico de Samaná, Azua, Constanza y San Cristóbal, de acuerdo a un balance de sus clústeres turísticos.

En ese sentido, Salvador Alcalá, miembro del Clúster Turístico de Samaná, dijo que «el sector turístico requiere de un tratamiento específico según su ubicación y las características de los atractivos. No se puede pensar en impulsar un destino si no se piensa en la gente que habita en el lugar”.

Indicó que Samaná “se puso de moda en pandemia del Covid-19” y debido a la cantidad de personas que llegaron se desarrollaron algunos mecanismos informales para suplir la demanda de servicios en los espacios públicos, lo que demostró la necesidad de adecuar el acceso a lugares de esparcimiento natural como el Salto El Limón.

En tanto, la presidenta del Clúster Turístico y de Producción de Azua, Wendy Infante, sus principales carencias son la falta de promoción del destino y el mal estado de la carretera que lleva a lagos naturales, saltos y rutas ecoturísticas que son poco visitadas por esta situación.

“Tenemos buena conectividad como provincia, pero para llegar hasta los diferentes municipios, necesitamos mejor acceso para llegar a gran parte de nuestras rutas ecoturísticas, lo que ha limitado el desarrollo del turismo de esta provincia”, agregó.

En San Cristóbal, dijo Ramón Araujo, miembro de la Asociación de Comerciantes de Najayo, hace falta promoción, inversión y tratamiento de aguas residuales que se mezclan con los mismos balnearios.

“Tenemos una de las playas más visitadas del país, pero las condiciones para recibir a los bañistas no son las óptimas debido a que necesitamos mejorar el espacio público para ofrecer seguridad al bañista”, indicó.

Dentro de las necesidades en Constanza, se destaca la necesidad de un acuerdo entre los Ministerios de Turismo (Mitur) y Medio Ambiente para potencializar el uso y mantenimiento de atractivos que se encuentran en áreas protegidas.

“En general nuestros atractivos están en condiciones aceptables, sin embargo, deben de mejorarse las vías de acceso. Además, varios de nuestros atractivos están en zonas protegidas, como Aguas Blancas y Valle Nuevo, y nos ha sido difícil lograr un acuerdo para el manejo de estos atractivos”, especificó Vienchy Rodríguez, presidenta del Clúster Ecoturístico de Constanza.

Describió otros atractivos como el de Piedra Letrada, con un alto potencial para ser visitado, pero por limitación de recursos del Ministerio de Cultura ha estado paralizado por más de dos años, según Diario Libre.

Más popular