26.1 C
Santo Domingo
jueves, agosto 5, 2021

Advierten de crisis en el sector educativo privado

Santiago.-El sector educativo privado está en crisis profunda, al igual que muchos otros sectores económicos que han sido muy maltratados por la pandemia de la COVID-19 e intento de dar una estocada final, con la propuesta de ley que propone eliminar el pago de la inscripción o cualquier pago por adelantado.

Laura Lehoux de Schwarzbartl, directora del colegio Intelecto en Santiago, mediante un levantamiento hecho los maestros de ese centro, establece que la educación privada ha sufrido sus propios retos: con una deserción escolar significativa y familias que no han cumplido con sus compromisos económicos por inconvenientes personales o sencillamente porque entienden que las clases virtuales no deben costar igual que las presenciales.

Indica que en junio de 2021, el MINERD anunció el concurso de oposición docente para suplir las vacantes de las escuelas públicas.

“Los sueldos del sector público, muchas veces duplican lo que puede pagar un colegio privado, así que no es sorpresa que más de un 30%1 de los profesores de instituciones privadas van a concursar”, apunta mediante un documento Laura Lehoux de Schwarzbartl.

Refiere que otro factor que desestabiliza el funcionamiento del sector privado son los nombramientos ya iniciado el año escolar (octubre – noviembre), cuando los estudiantes se han adaptado al profesor.

Esto implica deserción de los mismos de un día para otro, con las consecuencias que ello conlleva.

A estos retos anteriormente expuestos, se suma el anuncio de un aumento del sueldo mínimo para todas las empresas y eliminar el pago por inscripción.

“Qué pena observar cómo hay tan poco aprecio hacia un sector que ha demostrado ser ejemplo a seguir de la educación en nuestro país. Me resulta inconcebible la ponencia de un honorable diputado al comparar la educación con la compra de un filete en un restaurante o con la compra de gasolina en una estación. Comparaciones que no cuentan con la más mínima semejanza”, puntualiza.

Invita a la sociedad a analizar cuántos de los profesionales exitosos del país son egresados de centros educativos privados.

Lehoux de Schwarzbartl dice que es una pena el tener que pagar justos por pecadores, debido a que algunos centros educativos privados abusan de los aumentos año tras año, es también cierto que la gran mayoría son centros educativos apasionados por la enseñanza que quieren hacer la diferencia en la educación dominicana.

Considera que sería más lógico permitir que cada centro asigne su tarifa y que sean las leyes de economía (oferta y demanda) las que equilibren las mismas.

Así los padres que sientan que el colegio aplica tarifas abusivas, podrían encontrar opciones más económicas que vayan acorde con sus ideales.

Advierte que querer establecer un tope a las tarifas puede ser muy perjudicial a largo plazo, ya que centros que quieran invertir en programas educativos innovadores, se verían limitados, por esos impedimentos legales, de cobrar lo que cuestan dichos programas.

Indica que muchos padres actualmente solo están viendo lo que este pago de la inscripción significa a corto plazo para su economía, sin embargo, los invita a reflexionar en cómo esta ley puede afectar a sus centros educativos: desde

aumentar la cantidad de estudiantes por aula, eliminar los profesores asistentes, desincentivar la inversión en infraestructura o programas innovadores, hasta hacer desaparecer los centros educativos pequeños y medianos, todo en detrimento de la educación de sus hijos.

- Publicidad -

Más popular