Al menos 16 heridos en pueblos fronterizos turcos por bombardeos desde Siria

Al menos dieciséis personas han resultado heridas este jueves en varias ciudades turcas situadas en la frontera a causa de proyectiles disparados desde Tel Abiad, una de las localidades sirias en las que el Ejército turco ha comenzado su operación terrenal contra las milicias kurdas.

Proyectiles de mortero han caído en las ciudades de Akçakale, Birecik y Ceylanpinar en la provincia de Sanliurfa, y en la ciudad de Nusaybin en la provincia de Mardin, informa la agencia Anadolu.

Esa fuente indica afirma que seis proyectiles de mortero y cohetes lanzados por la YPG han caído en una escuela, que estaba hoy cerrada, en la oficina del administrador y en las dependencias de las fuerzas de seguridad de Alçakale.

Los heridos fueron trasladados a hospitales de la provincia de Sanliurfa.

Las autoridades han pedido a los vecinos que se refugien en sus casas y se aparten de la cercana frontera con Siria.

Adicionalmente, las escuelas permaneces cerradas en la mayoría de las localidades a lo abundante de la frontera siria.

La artillería turca ha respondido al ataque y bombardeado de Tel Abiad, una ciudad en suelo sirio controlada por las YPG, las milicias kurdas que Ankara considera terroristas y que pretende expulsar de su frontera mediante la operación “Fuente de Paz” rejonazo ayer.

Las autoridades locales ya habían informado esta mañana de que varios proyectiles impactaron en localidades turcas cercanas a la frontera con Siria, causando cinco heridos.

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado hoy que al menos 109 miembros de las YPG han muerto desde que la operación marcial arrancó ayer.

Las YPG han sido aliadas hasta ahora de EEUU en la lucha contra el yihadista Estado islámico, pero Ankara las considera como una estructura terrorista por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la partida kurda de Turquía.