Argentina se despide del mundial de Japón con un postrero colisión contra EEUU

Argentina disputa este miércoles su postrero partido de la Copa Mundial de Rugby, en un duelo con Estados Unidos que servirá para renovar el equipo de los Pumas y preparar nuevas figuras frente a los próximos desafíos.

Con 6 puntos, Argentina está en el género C detrás de Inglaterra (15) y Francia (13), todos ellos con tres partidos disputados. Detrás de los Pumas están Tonga (1) y Estados Unidos (0), este postrero el único del género que tiene todavía dos encuentros pendientes de disputar.

El enfrentamiento de este miércoles, en la ciudad de Kumagaya, al ideal de Tokio, llega a posteriori de la amarga derrota de los Pumas del domingo pasado, frente a Inglaterra, que dañó la posibilidad de Argentina de venir a cuartos de final, opción reservada ahora a ingleses y galos.

La de mañana será la novena ocasión en los mundiales de rugby en la que se enfrentan entreambos equipos, en todos los casos con vencimiento para los Pumas. El colisión preliminar, en 2003, terminó con vencimiento para los argentinos por 42-8.

Pero el duelo llegará cuando Argentina, por primera vez desde 2003, ha perdido la ocasión de sobrevenir a cuartos de final en este torneo.

El preparador de los Pumas, Mario Ledesma, anunció un equipo con varios cambios respecto al postrero disputado con Inglaterra, entre ellos la reincorporación de una de las figuras más importantes del rugby argentino, el comprensión Nicolás Sánchez.

Sánchez entró en el XV auténtico en el primer partido que disputó Argentina en este mundial, contra Francia, pero salió en el minuto 56. Para el sucesivo colisión, contra Tonga, no estuvo en la formación auténtico, aunque entró en el minuto 54, y en el tercero, contra Inglaterra, ni siquiera estuvo en el banquillo.

Además ha incorporado Ledesma al ala Juan Manuel Leguizamón, de 36 primaveras, para quien este torneo en Japón es su cuarta décimo en una Copa del Mundo.

Leguizamón no estuvo en la selección de 23 jugadores en los tres anteriores partidos de los Pumas, pero sí saldrá en el postrero que disputarán en tierras niponas los rioplatenses.

“Me pone muy contento que Legui juegue el miércoles, por lo importante que es para muchos de los chicos que están acá”, afirmó Ledesma, quien, al igual que Leguizamón, llegó a participar en cuatro mundiales como tahúr antiguamente de ponerse al frente del equipo.

Ledesma ha hecho bastantes cambios respecto al XV contra Inglaterra porque, según dijo este lunes al dar a conocer la cinta, “había jugadores cansados” y por recomendación del equipo médico se llegó a determinar el equipo que saldrá a la cancha.

Pero todavía ha querido dar oportunidad a jugadores jóvenes. “Hay muchos chicos jóvenes, así que seguramente ellos serán parte de un proceso que viene”, dijo el preparador de los Pumas.

Los más jóvenes son Santiago Carreras (21 primaveras), Bautista Delguy (22), Santriago Medrano (23) y Juan Cruz Mallia (23), y en el banquillo auténtico Mayco Vivas (21) y Marcos Kremer (22).

“En los próximos dos o tres primaveras vamos a ver a muchos de estos chicos integrando seleccionados nacionales””, añadió Ledesma.

Para los estadounidenses, que encima de Argentina todavía tienen que pugnar contra Tonga, en la última caminata de la primera período, estos dos partidos pueden darles la posibilidad de conseguir el tercer división y de proyectar clasificados directamente para el próximo mundial, que se disputará en Francia.

“Estamos a centro de camino de nuestra campaña en el género de la Copa Mundial”, afirmó el preparador principal del equipo, Gary Gold.

El preparador se mostró satisfecho con el desempeño del equipo frente a Francia, pese a que perdieron por 33-9, y aseguró que en las siguientes ocasiones quieren venir a “un nivel diferente”. De momento, en los dos partidos anteriores Estados Unidos sólo ha anotado un investigación.

El capitán de Estados Unidos, Blaine Scully, dijo que los Pumas son uno de los equipos líderes en el mundo. “Por ello, para nosotros, ser capaces de pugnar contra ellos por primera vez desde cerca de una decenio y media (…) es una gran oportunidad”, añadió Scully.