Autoridades avanzan investigaciones de asesinato múltiple en México

Familiares de las cinco personas asesinadas en julio de 2015 en una vivienda de Ciudad de México, entre ellas una activista y un fotoperiodista, dijeron este jueves que ven avances en el caso tras la apertura de nuevas líneas de investigación bajo el nuevo Gobierno de la Ciudad de México.

Familiares y miembros de la ONG Artículo 19 reclamaron este jueves que se siga investigando el asesinato, que tuvo lugar hace cuatro años, de Mile Martín, Alejandra Negrete, Yesenia Quiroz, la activista Nadia Vera y el fotoperiodista Rubén Espinosa, en un apartamento de la colonia (barrio) Narvarte.

“El actual gobierno (capitalino) nos ha dado un trato diferente y ha habido un poco de acercamiento. El avance que ha existido es que al menos hay un plan de investigación”, explicó Paty Espinosa, hermana del fotoperiodista, durante la presentación de la Plataforma para la Memoria del Caso Narvarte, que contiene informes especiales y todo tipo de detalles sobre el caso.

Este nuevo plan de investigación “fue ya presentado por parte de las autoridades, y con esto podemos vislumbrar que se están abriendo cada una de las líneas de investigación”, agregó.

Desde la toma de posesión de la jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum, el 5 de diciembre de 2018, el caso ha recibido más atención por parte de las autoridades, lo que Espinosa consideró que “es una gran oportunidad para ellos”.

Este caso debería funcionar como “parteaguas” para que no vuelva a suceder nada similar, dijo.

Tanto familiares de las víctimas como expertos criticaron a la fiscalía de Ciudad de México por la investigación del asesinato, que tuvo el 31 de julio de 2015.

La periodista Sara Pantoja, cuyo amplio trabajo de seguimiento a este caso se incluye en la plataforma presentada, expresó que no cabe duda de que la fiscalía “lo que menos quería era encontrar a los autores reales”.

Por ello, aseguró, la fiscalía se contentó con determinar que tres personas -actualmente todas en prisión pero solo una con condena- eran autores materiales.

Tras el trabajo de estos años, Pantoja llegó a una pregunta final que consideró lo más relevante de la investigación: “Si la Procuraduría de la ciudad investigó así este caso, público y muy polémico, ¿cómo investigará los otros casos que no salen en la prensa y que no representan ningún costo político?”

Indira Alfaro, madre de Yesenia Quiroz, insistió entre lágrimas en que lo que piden es verdad y justicia tras el “mal manejo” que hicieron las autoridades durante estos años.

“Este pedazo de corazón que se fue y este dolor nunca se me va a quitar, pero tal vez la justicia y la verdad puedan sanar un poco. A pesar de mi dolor doy gracias a la vida que mi hija haya muerto ahí estando Rubén, si él no hubiera estado ahí ellas cuatro habrían sido una más”, expresó.

David Peña, uno de los abogados del caso, opinó que a pesar del acercamiento con la fiscalía, existen patrones desde hace 20 años que, por ahora, todavía no han cambiado, como “actuar a partir de la presión política”, filtrar información para estigmatizar a las víctimas o “construir una verdad paralela”.

Por eso, pidió que se sancione a los funcionarios implicados en las negligencias de la fiscalía y se retome el caso sin esos patrones de funcionamiento.

Con la plataforma, la ONG Artículo 19 -de defensa de la libertad de expresión- pretende dar a conocer todos los datos posibles a la sociedad para conseguir que el caso no quede en el olvido.

Vera y Espinosa se fueron de Veracruz a Ciudad de México después de enfrentar agresiones, hostigamientos, vigilancia e intimidación durante el mandato del exgobernador Javier Duarte (2010-2016) y ahora en reclusión por diversos delitos y corrupción.

Quiroz era maquilladora, Martín una modelo procedente de Colombia y Negrete trabajadora del hogar.

Los cinco fueron asesinados en el número 1909 de la calle Luz Saviñón, en la colonia Narvarte, tras haber sido sometidos a actos de extrema violencia.