Bachelet alerta del uso que los gobiernos le dan a las tecnología contra activistas derechos humanos

La Entrada Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó hoy del uso que los gobiernos hacen de las nuevas tecnologías para estrechar a los defensores de los derechos humanos y a la sociedad civil.

“En algunos países, la vigilancia masiva del conocido se ha convertido en la norma, violando el derecho a la privacidad y a la vez permitiendo la violación de una gran cantidad de otros derechos”, dijo la expresidenta chilena en un discurso en Sídney.

Sin mencionar directamente a ningún país como China, Bachelet señaló que herramientas nuevas como el gratitud facial para atender a la ciudadanía aumenta la presión sobre el fugado deporte de derechos fundamentales.

La reincorporación funcionaria de la ONU además alertó del uso de las redes sociales para propagar mensajes de odio, y puso como ejemplo el atentado contra dos mezquitas en marzo pasado en Nueva Zelanda en el que el autor retransmitió la matanza.

Bachelet señaló que el ataque fue seguido de demandas de una veterano regulación de las redes sociales para alertar la difusión de actos de odio y violencia pero insistió en la escazes de que estas reformas legales no violen otros derechos.

“Debemos tener en cuenta que cualquier regulación que cambie la guisa en la que operan las plataformas de internet y lo que muestran afectará a millones de personas (…) su derecho a la fugado expresión o la dispensa de reunión o asociación”, aseguró Bachelet.

“Una regulación mal planteada supone el peligro de eliminar el espacio a muchas formas legítimas de expresión”, añadió.

La comisionada de la ONU además pidió a Australia que se una a los esfuerzos en la lucha contra la emergencia climática, tras recapacitar al país oceánico -uno de los principales contaminadores del planeta con sus exportaciones de combustibles fósiles- las olas de calor, sequía e incendios que padece.

“El futuro de los jóvenes de hoy estará condicionado por las políticas climáticas que adopten los líderes ahora ¿Les responderemos con la oposición de una verdad inconveniente, desafortunada pero muy visible sobre lo que pasa?”, se preguntó.

Bachelet alertó adicionalmente sobre el resurgimiento del nacionalismo, acompañado de un resistente racismo, discriminación y racismo, lo que podría influir en las políticas públicas “con consecuencias peligrosas y alarmantes”.

En este sentido, arremetió contra la política australiana de detención obligatoria y prolongada de los solicitantes de orfanato que intentan datar al país por la vía marítima, y las referencias discriminatorias contra estas personas, en exclusivo las que profesan el islam.