Banco de Reservas supervisa proyecto Ciudad Altos de la Riviera

(Copymecon) consideró muy favorable la visita realizada por una comisión del Banco de Reservas al proyecto Ciudad Altos de la Riviera.

El presidente de la Confederación Dominicana de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas de la Construcción (Copymecon) consideró muy favorable la visita realizada por una comisión del Banco de Reservas al proyecto Ciudad Altos de la Riviera.

Los ejecutivos de la entidad financiera ponderaron los avances en la construcción de las viviendas a entregar por el presidente Luis Abinader dentro del Plan Nacional de Viviendas Familias Feliz, en los próximos días.

Eliseo Cristopher presidente de la Copymecon, informó que la comisión estuvo encabezada por Geanilda Vásquez, ministra de Estado y enlace del Poder Ejecutivo para el desarrollo y seguimiento del proyecto Ciudad Alto de la Riviera; los señores Miguel Ramos, director general de Banca Empresarial; Ariel Polanco, director de Banca Inmobiliaria, y la señora Mildred González, gerente de Desarrollo Inmobiliario, quienes pasaron revista al proyecto, que es desarrollado por la micro, pequeña y mediana empresa de la construcción organizadas en torno a Copymecon.

“Nos sentimos satisfechos con la ponderación de esta comisión de alto nivel del Banco de Reservas, en compañía de la ministra Geanilda Vásquez, por lo que esperamos que los recursos sigan fluyendo de manera puntual, para dar respuesta satisfactoria a este proyecto, el cual consideramos uno de los principales anunciados por el presidente Luís Abinader al inicio de este mismo año y que consideramos un proyecto de gran impacto social que beneficiará a miles de familias de escasos recursos», manifestó Cristopher.

 

 

De su lado, Frank Guerrero, vicepresidente de la Copymecon, aseguró, que el impacto será fuerte en razón de que creará más 9,300 empleos directos e indirectos, con la participación de más de 84 mipymes constructoras, las que quedarán totalmente calificadas para emprender sus propios proyectos de desarrollo, basados en la ley 189-11 de Fideicomiso y Mercado Hipotecario en todo el territorio nacional, lo que significa un avance para el desarrollo del país y el crecimiento de las economías locales.

Guerrero resaltó los elevados niveles de calidad y de cuidado de los trabajos, calidad en la terminación y los avances mostrados por las mipymes constructoras, quienes construirán en esta primera fase 144 apartamentos de 644 incluidos en el Plan Nacional de Viviendas Familias Feliz.

Planteó que deben tener el pleno apoyo, sobretodo en el aspecto económico, que permita mantener el ritmo y los estándares de calidad en la construcción y terminación, así como en la puntual entrega de los mismos.

 

Índice del Contenido

Antecedentes

A mediados de enero de este año 2021, el Gobierno dio a conocer los detalles del Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz, un proyecto que dará amplias facilidades para adquirir una vivienda propia a las familias dominicanas.

El proyecto involucra a importantes sectores económicos de la sociedad, entre ellos el sector financiero, construcción, inmobiliario.

El Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz –según ha dejado claro el Poder Ejecutivo- marca el inicio del más grande proceso de accesibilidad a la vivienda digna, garantizando la seguridad y la salud familiar.

Se ha definido como un plan de renovación urbana que provocará un cambio positivo de las zonas en donde se realicen las intervenciones, enfocándose en las familias más necesitadas, y convertirá lugares de hacinamiento en residenciales modernos con mejores accesos y con los principales servicios básicos, áreas comerciales, infraestructuras, entre otras facilidades.

Se podrán desarrollar en terrenos públicos o privados, y para la construcción de las obras el Estado realizará importantes subsidios ajustados a los presupuestos de los ciudadanos dominicanos, para que estos puedan, a través de instituciones financieras, realizar la compra de los inmuebles.

 

Las categorías

El programa tiene por objetivo la clasificación de tres categorías de viviendas, destinadas para familias con distintos niveles de ingresos económicos y serán realizados con el objetivo de poder encajar con el poder adquisitivo de cada familia.

Los subsidios del gobierno vendrán en bonos para el pago inicial (Bono Inicial Familiar) y en la tasa de los préstamos (Bono Tasa) para facilitar los pagos mensuales de los nuevos propietarios de vivienda, durante un periodo de siete años.

El proceso de adquisición de viviendas respaldará un aumento de los préstamos hipotecarios, ya que las instituciones financieras contarán con clientes precalificados que tendrán el subsidio apropiado para calificar para esos créditos. Se estima que la cartera hipotecaria de la República Dominicana aumente alrededor de un 58 % por los préstamos que generará el plan de viviendas.

El programa de acceso a viviendas acompañará a los ciudadanos durante todo el proceso para asistirlos en realizar los ahorros necesarios para el pago inicial y luego los pagos mensuales de sus préstamos hipotecarios.

Es además un plan exclusivo para la adquisición de una primera vivienda y las familias recibirán su título cuando completen el pago de su hipoteca cuyos pagos se realizará con instituciones financieras, no con el gobierno.

 

 

Los subsidios serán gratuitos, pero se exigirá el complimiento de requisitos específicos que ayuden a mejorar la situación de la familia que los reciba. Algunos de estos requisitos podrían incluir la escolaridad y capacitación de los hijos de la familia, vinculación a programas de salubridad, entre otros.

Los beneficiarios deben tener una permanencia mínima de 10 años en la vivienda, sin posibilidad de transferencia para garantizar que estos aprovechen al máximo la oportunidad de un nuevo ambiente.

Estos podrán seguir recibiendo los beneficios del Estado a través del Prosoli, por lo menos durante los cinco años siguientes al registro de la adquisición de la vivienda.

Se ha informado que se trabaja para que grupos como miembros de la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, maestros de escuelas, enfermeras, médicos, mujeres maltratadas, cuerpos castrenses, entre otros, tengan acceso al Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz.

Las cifras que se han ofrecido desde el Gobierno indican que en el primer año se construirán once mil viviendas, una cifra que podría aumentar hasta diecisiete mil anualmente en los años siguientes.

El Plan Nacional de Viviendas Familia Feliz forma parte del interés del gobierno dominicano, que encabeza el presidente Luis Abinader, de que los dominicanos tengan acceso a una vivienda digna con los servicios básicos esenciales.

Más popular