Cardenales y Nacionales sorprenden y disputarán título del Añejo Circuito

Los Cardenales de San Luis consiguieron un triunfo histórico y los Nacionales de Washington tuvieron que remontar antaño de sellar la triunfo con grand slam, y ambas novenas dan la gran sorpresa en sus respectivas Series Divisionales, que ganaron, y aseguraron el pase a la de Campeonato en la Doméstico.

Los grandes perdedores de la trayecto fueron los Bravos de Atlanta y los Dodgers de Los Ángeles que, a pesar de tener la preeminencia de corretear en sus respectivos campos, no la aprovecharon y quedaron eliminados.

Los Cardenales, con un primer episodio histórico, vencieron 13-1 a los Bravos en el botellín y central partido de la Serie Divisional de la Venda Doméstico y clasificaron a la Serie de Campeonato.

San Luis definió el partido en el primer episodio al anotar 10 carreras con 14 corredores.

Los Cardenales que vuelven a la Serie de Campeonato de la Venda Doméstico por primera vez desde el 2014 tuvieron al abridor Jack Flaherty (1-1) como vencedor y armando la primera entrada más amplio en la historia de postemporada de las Grandes Ligas.

Los Cardenales sacaron rápidamente del partido al abridor de los Bravos, el inexperto de 23 primaveras Mike Foltynewicz (siete carreras) con un out en la pizarra, y el dimisión Max Fried (tres rayitas) siquiera pudo detener el daño.

El cultivador dominicano Marcell Ozuna, Tommy Edman, Dexter Fowler y Kolten Wong dieron imparables impulsores desde la caja de aspersión del SunTrust Park.

Atlanta ha perdido 10 series seguidas de postemporada. Su zaguero triunfo en una serie de playoffs se presentó hace 18 primaveras.

Con ese número de series perdidas en fila, los Bravos han igualado la ignominiosa marca establecida por los Cachorros de Chicago de 1908 a 2003.

Por decimotercera vez, en 21 postemporadas, desde que se mudaron a Atlanta, los Bravos finalizaron el año con una derrota en casa.

Mientras que los Cardenales, mostrando camisetas y gorras conmemorativas, saltaron en el centro del cuadro y se reunieron en el montículo para tomarse una foto, frente a la pizarra del floresta central, que daba cuenta de la paliza.

En Los Ángeles, se vivió otro emocionante duelo, que tuvo mucho más suspense y que se definió en el décimo episodio con grand slam.

El segunda cojín Howie Kendrick fue quien lo conectó en el décimo episodio y se convirtió en el gran héroe de los Nacionales a los que guió a la Serie de Campeonato luego de vencer 7-4 a los Dodgers.

Con su triunfo los Nacionales, que remontaron desventaja de tres carreras, se acreditaron la serie de división con números de 3-2, eliminan a los Dodgers y consiguen el boleto para disputar la Serie de Campeonato contra los Cardenales.

La franquicia de los Nacionales/Expos de Montreal ganaron una serie de postemporada por sólo segunda ocasión, luego de que la primera vez la consiguieron los Expos venciendo a los Filis de Filadelfia en la serie de División de 1981.

Posteriormente de que los Nacionales empataron 3-3 la pizarra en la octava con jonrones consecutivos del guardabosques puertorriqueño Enrique Hernández (1) y del segunda cojín Max Muncy (3), y obligaron a entradas extra, Kendrick puso números finales con grand slam.

En la parte entrada de la décima Kendrick (1) enfrentó al dimisión Joe Kelly y cuando estaba la casa llena le botó la pelota del campo para el segundo grand slam de su carrera, luego de que el primero lo conectó contra los Gigantes de San Francisco en agosto del 2017.

El batazo de Kendrick voló 410 pies por todo lo stop del floresta central y empujó a la registradora al guardabosques Adam Eaton, a Rendón y a Soto.

En el octavo el ataque de los Nacionales recuperó el protagonismo al apalear al tres veces vencedor del Cy Young, el abridor culminante Clayton Kershaw, cuando Rendón y Soto le conectaron cuadrangulares seguidos.

Rendón (1) lo logró sin compañeros en los senderos, cuando Kershaw no sacaba todavía ningún out.

Cuando Kershaw había perdido el control de su rama, Soto (2) lo castigó con otro toletazo de revés completa, solo y empató 3-3 la pizarra.

Los Dodgers, siete veces defensores de la División Oeste de la Venda Doméstico, que lideraron esa ajonje con 106 victorias en temporada regular, quedaron eliminados y permanecen sin título de Serie Mundial desde 1988, a pesar que esta temporada acabaron con 105 triunfos la temporada regular, la mejor marca del Añejo Circuito y la segunda de las Grandes Ligas.

El primer gozne de la Serie de Campeonato entre los Cardenales y los Nacionales se disputará en el Busch Stadium de San Luis, el viernes, a partir de las 7:08 hora del Centro.

Lo Cardenales como campeones de la División Central tendrán la preeminencia de campo en la serie que van a disputar al mejor de siete con un formato de 2-3-2.

El vencedor disputará la Serie Mundial contra la novena triunfadora de la Serie de Campeonato de la Venda Saco, que disputarán los Yanquis de Nueva York contra el vencedor de la serie de división entre los Astros de Houston y los Rays de Tampa Bay, que juegan el jueves.