26.1 C
Santo Domingo
sábado, julio 31, 2021

CEO de Delta confía en una recuperación impulsada por la vacuna del Covid-19 en 2021

El CEO de Delta Airlines, Ed Bastian, indicó que confía en que la aerolínea alcance un punto de equilibrio en el segundo trimestre del 2021 para volver a ser rentable cuando la recuperación sea más palpable. “Para el vaerano esperamos volver a la rentabilidad”, enfatizó.

Explicó que “La primera parte del año se caracterizará por una recuperación de la demanda entrecortada y una curva de reservas que permanece reprimida, seguida de un punto de inflexión y, finalmente, una recuperación sostenida de la demanda de medida que la confianza del cliente gana impulso, las vacunas se generalizan y las oficinas vuelven a abrir”.

Las palabras de Bastian obedecen a que el reporte de los resultados financieros de la línea aérea para el trimestre de diciembre 2020 no fueron alentadores.

“Nuestros resultados del trimestre de diciembre coronaron el año más difícil en la historia de Delta. Quiero agradecer a la gente de Delta que ha estado a la altura de las circunstancias, enfocándose en entregar resultados para todos nuestros accionistas al poner a nuestros clientes en el centro de nuestra recuperación”, indicó.

Y es que cerró 2020 con unas pérdidas de 12.385 millones de dólares, con diferencia el peor ejercicio de su historia como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La compañía, que en 2019 había logrado beneficios récord, vio cómo su facturación se desplomaba un 64 % en el último año, marcado por las restricciones a la movilidad para tratar de contener el virus.

En el último trimestre, al que más atención prestaban los inversores, Delta perdió 755 millones de dólares, frente a las ganancias de 1.099 millones que había registrado en el mismo periodo de 2019.

Su facturación ascendió a 3.973 millones de dólares (frente a 11.439 millones un año antes) y, según explicó en un comunicado, entre octubre y diciembre “quemó” 12 millones de dólares al día, frente a los 24 millones que se estaba dejando en el trimestre anterior.

Pese a esa situación, la empresa terminó el año aún con unos 16.700 millones de dólares de liquidez y espera recibir unos 3.000 millones de dólares durante los próximos tres meses dentro del programa de ayudas del Gobierno estadounidense.

Con dichos resultados Bastian describió el 2020 como “el más duro en la historia de Delta”.

“Si bien nuestros desafíos continúan en 2021, soy optimista en que este será un año de recuperación y un punto de inflexión que dará como resultado un Delta aún más fuerte que regresará al crecimiento de los ingresos, la rentabilidad y la generación de efectivo libre”, manifestó.

En el primer trimestre de 2021, Delta espera que su facturación caiga entre un 60 y un 65 % con respecto al año pasado, un periodo que sólo se vio parcialmente afectado por el coronavirus.

Los inversores recibieron con optimismo los anuncios de la empresa y las acciones de Delta subían un claro 3,86 % diez minutos después de la apertura de Wall Street, donde aún están recuperándose del desplome que sufrieron en los primeros compases de la pandemia.

- Publicidad -

Más popular