26.1 C
Santo Domingo
sábado, julio 31, 2021

CLICHÉS DE GÉNERO EN TORNO AL MUNDO DE LA CERVEZA

Más del setenta y cinco por ciento de las mujeres españolas ha vivido una situación relacionada con tópicos de género relacionados con el consumo de cerveza como, por ejemplo, el que en un grupo mixto, habitualmente las cervezas fuertes y/o en formato grande se sirven a los hombres y las suaves o en formatos más pequeños a las mujeres.

Es una de las principales conclusiones que se extraen del segundo estudio Mujeres Cerveceras: desmontando mitos y leyendas realizado por cervezas Ambar a partir de entrevistas a 1.700 mujeres de toda España y en el que, aunque el 99,2 % de las encuestadas han respondido que la cerveza no entiende de sexos, el informe desvela que en la práctica todavía hay algunas ideas preconcebidas.

Clichés de género y cerveza

Como, por ejemplo, que una de cada tres mujeres que consumen cerveza ha vivido cómo en un grupo mixto, las cervezas fuertes y/o en formato grande se sirven a los hombres y las suaves o en formatos más pequeños a ellas (39 %). Según el estudio, esta situación se da sobre todo en Castilla-La Mancha (47 %) y Extremadura (45,5 %).

Además, más de la mitad (52,9 %) reconocen que es habitual —situación vivida bastantes veces o muchas veces— que cuando las acompaña un hombre sea a ellos a quienes les atribuyan la cerveza y a ellas el refresco de su acompañante. Una situación que se da sobre todo en Madrid, donde más del 58 % de las mujeres afirman haberla vivido, Por el contrario, donde menos acontece es en Asturias (41 %) según el informe.

Otro tópico cervecero imprescindible tiene que ver con de las mujeres en la franja de edad de entre 30 y 40 años: en concreto, al beber una 0,0, al 40 % de las encuestadas en esa franja de edad se le ha preguntado en alguna ocasión si estaba embarazada.

Además, un 17 % de las mujeres españolas ha notado cómo la gente se extraña si pide una cerveza cuando están solas. Una cifra que asciende al 22 % en Canarias y 20,7 % en la Comunidad Valenciana.

Cuestión de gustos, no de género

Otra de las conclusiones que arroja el estudio es que más de la mitad de las mujeres (56 %) afirman ser quienes deciden la variedad de cerveza que se consume en su hogar, despuntando las mujeres riojanas (67 %) en el ámbito decisor. En cuanto a tipos de cerveza, el 47 % de mujeres apuntan como su estilo favorito la rubia clásica, una tendencia nacional que no entiende de géneros.

Pese al estereotipo que asocia la cerveza con limón al universo femenino, solo una de cada cuatro encuestadas se decanta por esta combinación.

Y, finalmente, el consumo de cervezas más fuertes no tiene nada que ver con el género, sino que viene claramente denotado por la zona geográfica: en el norte, donde existe un importante porcentaje que se decanta por la cerveza tostada, negra y/o de matices más fuertes —Castilla y León (15,5 %), Asturias (14,2 %), La Rioja (14,6 %), País Vasco y Navarra (11,2 % en ambos)— la cantidad de mujeres que declaran que estas cervezas más fuertes son sus favoritas supera el 10 %, mientras que en otras comunidades más al sur como Extremadura (3,3 %) o Castilla La Mancha (2,7 %) solo el 3 % prefiere este tipo de cerveza.

Gustos diversos con un denominador común: más de la mitad de las mujeres consultadas (52,5 %) afirman que les gusta probar y descubrir nuevas cervezas.

 

- Publicidad -

Más popular