Como un “defensor del pueblo”, así recuerdan a Félix Alberto de Jesús “Moraito”

Félix Alberto de Jesús, mejor conocido como “Moraito”, quien falleció al recibir un disparo por delincuentes en medio de un atraco la madrugada del jueves, es recordado por sus familiares como una persona alegre y «defensor del pueblo».

Entre llantos, Cándida, una de sus hermanas, expresó que la comunidad de La Guáyiga (Pedro Brand, provincia Santo Domingo) está derrumbado, pues era frecuente que la gente visitara su casa en busca del ya fallecido para que este le ayudara.

«Moraito» siempre le decía a su hermana que él estaba para defender al pueblo. “Siempre se le veía entre risas”, así fue como Cándida lo describió.

Ese tiro nos mató a todas, acabó con nosotras, acabó con él y acabó con nosotras. Moraito con todo mundo solo era risa, no se metía con nadie”, manifestó con lágrimas la hermana del fallecido abogado y periodista.

Según explicó Cándida, Félix de Jesús dejó dos niños en la orfandad, uno de 11 y otro de nueve años, de los cuales uno de ellos “hay que ponerlo en manos de un psicólogo, se ha comido todas las uñas”.

En total tenía nueve hermanas que cada una se consideraba una madre para él, y un hermano. Su madre falleció hace unos años.

Su padre, Manuel de Jesús Félix, recordó que la última conversación que tuvieron fue una llamada que le hizo «Moraito» para saber cuándo visitarán la provincia Barahona, a lo que este le contestó que podrían ir este fin de semana.

Contó que durante el hecho le quitaron una pistola y su anillo de graduación, el cual había obtenido cuando se graduó de derecho en la Universidad del Caribe (Unicaribe). Además, realizó varios cursos técnicos de periodismo.

“Yo lo que quiero es justicia para mi padre”, fueron las palabras de uno de sus hijos a reporteros de Listín Diario con tristeza y enojo por la pérdida.

En medio del sufrimiento y la impotencia, los familiares de Félix Alberto de Jesús se mantienen a la espera de que la Policía Nacional atrape a los culpables de la trágica muerte. “Lo queremos es que no agarren a un inocente, es que agarren a los culpables y que paguen”.

La noche del suceso «Moraito» se dirigía junto a alguien a buscar una cepa de plátano para sembrarla y así poder llevar comida a sus hermanas.

En ese momento, cuando su acompañante se trasladaba a lavarse las manos hacia una cañada, los delincuentes lo sorprendieron y le dispararon.

Más popular