29.3 C
Santo Domingo
jueves, mayo 13, 2021

CREPES DE PATATAS CON CREMA DE HIERBAS Y QUESO TÊTE DE MOINE

Los quesos de Suiza son famosos en todo el mundo gracias al cuidado y a las características artesanales con las que se elaboran. El pastoreo de las vacas es obligatorio en este país donde está totalmente prohibido el uso de hormonas y antibióticos en la crianza de ganado y donde ningún queso puede fabricarse con aditivos químicos.

Para elaborar un queso suizo se utiliza casi el doble de leche que para fabricar un queso de producción industrial. Las queserías reciben dos veces al día la leche recién ordeñada para garantizar la elaboración de un producto fresco y sano. El uso de leche cruda, no pasteurizada, posibilita un sabor más intenso y potencia los aromas derivados del pasto y forrajes.

Unos sabores que se deben, en esencia, a la leche con la que se elaboran, no pasteurizada y de las mejores vacas, vacas no hormonadas y alimentadas con pastos del prado, heno y hierbas naturales. Gran parte del mérito es de éstas, pero, son los maestros queseros suizos los que siguiendo el mismo proceso que cientos de años atrás, se encargan de transformar la leche en quesos de excelentísimo sabor, sin aditivos, ricos en vitamina D y aptos para intolerantes al gluten y a la lactosa, quesos que dan lugar a platos como estos Crêpes de patatas con crema de hierbas y rosetas de queso Tête de Moine, una receta ofrecida por Quesos de Suiza.

Crepes de patatas con crema de hierbas y queso Tête de Moine

INGREDIENTES

(Para aproximadamente 16 unidades)

Para las crepes

  • 500 g de patatas
  • 3 huevos
  • 50 g de harina
  • 1 dl de leche
  • Sal y pimienta
  • Nuez moscada

Para la salsa

  • 2 cucharadas de hierbas (por ejemplo tomillo, hojas lisas de perejil y cebollino)
  • 200 g de crema agria
  • Sal y pimienta

Y además

  • Mantequilla para cocinar
  • 8 rosetas de Tête de Moine

ELABORACIÓN

Para los crêpes, pelar las patatas, cortar en pedazos, y cocinar en poca agua salada hasta que estén blandas. Quitar el agua y dejar evaporar las patatas abiertas en el fogón apagado, y luego triturarlas hasta hacer un puré.

Juntar el puré de patatas con el resto de ingredientes, condimentar, y dejar reposar durante 10 minutos.

Para la salsa, picar finamente las hierbas y mezclar con la crema agria. Condimentar.

Con el puré de patatas que habíamos dejado reposando, hacer 16 crepes, e irlas friendo con mantequilla por ambos lados, a fuego medio, durante 2-3 minutos.

Una vez listos los crepes, colocarlos —tapados— en un horno precalentado a 50 °C.

Distribuir la crema agria con las hierbas sobre los platos y encima colocar los crepes y las rosetas de Tête-de-Moine. Si se desea, se puede acompañas de una ensalada.

 

- Publicidad -

Más popular