26.1 C
Santo Domingo
domingo, noviembre 28, 2021

David y Alex entran a la boleta de Cooperstown

Mientras ellos debutan, Bonds, Clemens y Schilling estarán por última vez

NUEVA YORK. David Ortiz, Alex Rodríguez, Ryan Howard y Tim Lincecum sobresalen dentro del grupo de 13 peloteros que por primera vez aparecen en la papeleta de votación para el Salón de la Fama.

Otros 17 jugadores repiten en la lista de la Asociación de Escritores de Béisbol de Norteamérica (BBWAA).

Barry Bonds y Roger Clemens, dos astros que acabaron manchados por la Era de los Esteroides, tendrán su décima y última aparición en la papeleta de la Bbwaa. Lo harán junto a Curt Schilling, a quien le faltaron 16 votos para alcanzar el mínimo de 75% para ser exaltado. Schilling recibió un 71.1% de los votos, Bonds alcanzó el 61.8% y Clemens llegó a 61.6%.

La lista de los que repiten incluye a Bobby Abreu, Mark Buehrle, Todd Helton, Tim Hudson, Torii Hunter, Andruw Jones, Jeff Kent, Andy Pettitte, Manny Ramírez, Gary Sheffield, Sammy Sosa, Omar Vizquel y Billy Wagner.

Sosa también aparece por última vez en la papeleta. El dominicano recibió un 17% el año pasado.

Los integrantes de la Bbwaa con 10 años consecutivos o más de membresía están habilitados para votar. Los votantes tienen hasta el 31 de diciembre para mandar sus papeletas por correo y los resultados serán anunciados el 25 de enero. Todo pelotero elegido será exaltado a Cooperstown el 24 de julio
Ortiz, firmado originalmente por Seattle en 1992, terminó entre los cinco mejores en la votación del Más Valioso de la Liga Americana en cada año del 2003 al 2007 y en aquel 2007, ayudó a Boston a conquistar otro Clásico Otoñal con una barrida sobre los Rockies.

“Big Papi”, como es conocido, ganó otro anillo con los Medias Rojas en el 2013, llevándose los honores como Más Valioso de la Serie Mundial tras batear .688 con un par de jonrones ante los Cardenales. Ortiz terminó su carrera con 541 jonrones en 20 temporadas, encabezando la Gran Carpa con OPS de 1.021 a los 40 años durante su campaña de despedida en el 2016.

Rodríguez, de su lado, fue uno de los prospectos de más renombre en la historia del béisbol a principios de los años 90.
Terminó con tres premios al Más Valioso de la Liga Americana y pactó por dos de los contratos más ricos en la historia del negocio.

Las lesiones y vínculos con el uso de sustancias para mejorar el rendimiento mancharon la carrera de Rodríguez, sin embargo. En el 2009, confesó haberse dopado entre el 2001 y el 2003.
Rodríguez se retiró con un total de 696 jonrones, la cuarta mayor cifra de todos los tiempos.

- Publicidad -

Más popular