26.1 C
Santo Domingo
miércoles, agosto 4, 2021

Demora para aprobar proyectos evita que el BID libere recursos

Miguel Coronado es abogado de profesión, egresado de la Universidad de los Andes con especialización en derecho internacional.
El organismo tiene cuatro operaciones de préstamos que se prepararon años atrás que suman US$564 millones

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene cuatro operaciones de préstamos que se prepararon en años pasados para la República Dominicana; algunas de ellas se remitieron al Congreso Nacional, pero los recursos que contemplan esos préstamos no han podido liberarse por la tardanza en el Legislativo para conocer los proyectos. No es una situación nueva.

“Hay una operación que está en el Congreso, que es para cambios de circuitos eléctricos, especialmente con la Empresa Distribuidora de Electricidad de Sur (Edesur). Es para resolver problemas que se están viviendo con circuitos viejos”, explicó el representante local del BID, Miguel Coronador Hunter, en una entrevista especial para el periódico elCaribe y CDN, Canal 37. En concreto, los recursos disponibles por parte del BID, son los referentes a redes eléctricas, por un monto de US$155 millones; el de eficiencia energética US$39 millones, el de sanidad e inocuidad (agropecuaria) por US$50 millones, el de educación técnico profesional por US$70 millones y el de transporte por US$250 millones. El de educación y sanidad está en el Ministerio de Hacienda, el de eficiencia energética está sin firmar y el de transporte y redes está en el Congreso. La sumatoria de los recursos, a partir de los datos ofrecidos, totaliza US$564 millones.

Las informaciones sobre el tema se ofrecieron a propósito de preguntas formuladas por este diario, en el sentido de si están fluyendo a la velocidad que se requiere los conocimientos de proyectos de préstamos en el Congreso Nacional.

El programa de eficiencia energética es cofinanciadio por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) y busca reemplazar las luminarias deficientes, especialmente para colocarlas en las zonas del país con mayor nivel de delincuencia.
“Son operaciones que tienen un gran impacto. Y estamos hablando de proyectos muy importantes, como el de formación técnico profesional”, dijo Coronado Hunter.

Acudió a la entrevista acompañado de la economista del BID Fanny Vargas, de Patricia Reinoso, consultora de Comunicación, y reforzado de una buena cantidad de información y datos, suficientes para responder a cada una de las interrogantes que surgieron en la plática. Coronado Hunter es originario de Colombia, pero conoce con profundidad la realidad dominicana, incluyendo su economía. Es buen conversador y se le nota.

“Ustedes conocen la problemática que tenemos en los jóvenes y la gran deserción que se tiene”, comenta, en referencia a aquellos “muchachos” que dejan los estudios. “Hay que ver cómo generar esas habilidades técnico profesional de ellos y es una inversión que se está realizando para que haya 28 o 30 politécnicos que puedan adoptar una formación, porque esos chicos cuando terminan consiguen trabajo más rápido. Tienen las habilidades y son estudios que se hacen, que se ofertan acorde con las necesidades de las empresas”, agrega el representa en el país del BID. El diálogo fue amplio y permitió ir girando de un tema a otro. La entrevista la dirigió Osvaldo Santana, director de elCaribe, junto a Héctor Marte, jefe de Redacción de apertura, y junto al autor de este escrito.

De izquierda a derecha figuran Martín Polanco, Héctor Marte, Osvaldo Santana, Miguel Coronado, Fanny Vargas y Patricia Reinoso.

La innovación

Los esfuerzos y empuje del BID van dirigidos -adicionalmente- a que se cree un centro de innovación en materia de formación técnico profesional. En lo que respecta a inocuidad y sanidad en agricultura (tema para el que hay fondos disponibles), Miguel Coronado Hunter aprovecha para resaltar el desafió que existe.
“En la medida que se procesan los alimentos hay que tener una serie de controles. Hay enfermedades que todavía están pendientes, por ejemplo, a nivel del ganado, como la brucelosis y tuberculosis. Hay que ver cómo dotar de capacidades al Ministerio de Agricultura para que pueda hacer esas supervisiones, para ser más productivos (…) y estamos viendo cómo financiamos la actualización del censo agropecuario, que no se realiza desde 1985”, sostuvo.

Y agregó: “hay grandes retos que tiene el sector y estamos tratando de apartar recursos para que haya una mayor productividad en las diferentes áreas y mayor uso de tecnologías”.

Desde el punto de vista de Coronado Hunter, si el país, en las circunstancias en que se encuentra quiere aumentar su seguridad alimentaria y tener alimentos de calidad para la población, tiene que realizar actividades que vayan a proteger, y debe existir la supervisión requerida, especialmente cuando se procesan alimentos. “Eso tiene costos. Tienen que ver con la salud pública y la población. Si se quiere exportar, se tiene que invertir, para contar con laboratorios, para controlar las enfermedades (…). Si no podemos controlarlas, cómo vamos a hacer nosotros para entrar a los mercados”, apuntó el funcionario del BID.

Explicó que en el país hay un ejercicio presupuestal cada año, que dice cuáles son los ingresos, los egresos y las fuentes de financiamiento. Y se anuncian los préstamos que van a financiar. “Eso debería ser suficiente para que cuando se aprueba, nosotros (el BID) una vez firmado, vaya al Congreso, se haga un trámite expedito y no sea un proceso tan engorroso. Y llamo la atención porque nosotros llevamos dos años con el préstamo de reemplazo y ampliación de las redes de circuitos para Edesur. Dos años”, apuntó Coronado Hunter.

Operaciones aprobadas en el curso de la pandemia

En el curso de la pandemia, desde marzo de este año, el BID ha aprobado varias operaciones dirigidas a reconocer y apalancar los recursos que el Gobierno está destinando para atender las necesidades de las poblaciones más afectadas a través de los distintos programas que ejecuta. “Adicionalmente, tenemos una línea de crédito contundente que está aprobada de años pasados en la cual vamos a redirigir 90 millones de dólares para el programa actualizado de atención de salud que se aprobó hace casi diez días con la Organización Panamericana de la Salud, que tiene nueve pilares para la atención de la pandemia. Y adicionalmente seguimos con la preparación de proyectos para 2021”, dijo el representante del BID en República Dominicana.
Otro programa va orientado al tema de la digitalización en el país.

- Publicidad -

Más popular