26.1 C
Santo Domingo
miércoles, agosto 4, 2021

Disminuye uso de mascarillas tras flexibilizar medidas

En un recorrido realizado por distintos puntos del Gran Santo Domingo, se pudo constatar que muchos ciudadanos no están usando la mascarilla, mientras otros la utilizan indebidamente.

Un gran porcentaje de los dominicanos ha disminuido el uso de mascarillas y ha descuidado el distanciamiento físico, luego de que el Gobierno flexibilizara las medidas restrictivas como parte de la desescalada para la eliminación del toque de queda.

Durante un recorrido por varios puntos del Gran Santo Domingo, reporteros de elCaribe pudieron constatar que un amplio porcentaje de vendedores ambulantes y peatones no usaban mascarillas y muchos las usaban en la barbilla.

Este panorama se pudo constatar en avenidas como Luperón, Duarte, Mella, Hermanas Mirabal, San Vicente de Paul, entre otras, del Gran Santo Domingo.

En el mercado La Pulga, que ahora funciona en terrenos del Merca Santo Domingo, los vendedores aplican de manera parcial un protocolo de bioseguridad.

Luis Lora, secretario general de la Asociación de vendedores de La Pulga, explicó que para evitar mayores contagios cada mesa tiene un dispensador de alcohol y mascarillas para los compradores que no la tengan, asimismo un personal de la asociación supervisa periódicamente que las mesas no tengan más de ocho personas en su alrededor con el objetivo de evitar aglomeraciones.
Dijo que a pesar de aplicar las medidas, algunas personas se tornan renuentes a usar la mascarilla, siendo “la mayoría de origen haitiano”.

En distintos lugares públicos muchas personas son captadas sin mascarillas.

En el parque Enriquillo, se observó un gran número de personas compartiendo sin mascarillas.

“Yo pensaba que cuando desapareciera el toque de queda, ya no iba a tener que usar mascarillas”, dijo Maritza Carvajal, al referirse a las fases de la desescalada anunciada por el Gobierno, que debe culminar con la eliminación del toque de queda.

La pandemia no ha pasado

Ayer, el presidente del Colegio Médico Dominicano, doctor Waldo Ariel Suero, advirtió que la pandemia del covid-19 está lejos de terminar, ya que existe una gran parte de la población por vacunar, además el país tiene el peligro de ser impactado por variantes del virus más agresivas como la variante Delta.

“La gran preocupación del CMD es que, como consecuencia de la disminución de las medidas de seguridad, aunado a la eliminación virtual del toque de queda, se pueda presentar dentro de algunas semanas un nuevo rebrote que impacte la salud de la población y esto el Gobierno no lo puede permitir”, dijo Suero.

Llamó a las autoridades y a la población a evitar un rebrote y como consecuencia, más enfermos y más muertes.

La tercera fase del plan de desescalada que ejecuta el gobierno se iniciará el miércoles 21. Esta fase tendrá un toque de queda unificado desde las 11:00 de la noche, todos los días, con dos horas de libre tránsito.

- Publicidad -

Más popular