¿Dónde están los restos de Cristóbal Colón? La histórica polémica entre España y República Dominicana

Más de cinco siglos posteriormente de su arribada a América, los enigmas que rodean a la figura de Cristóbal Colón siguen siendo muchos.

Aunque este 12 de octubre se cumplen ya 527 primaveras de su primer alucinación al “Nuevo Mundo” al frente de una expedición financiada por la Corona española, los historiadores siguen sin ponerse de acuerdo, por ejemplo, sobre cuál era la país del navegante.

Pero no es esa la única núcleo. La discusión de expertos se centra incluso en tratar de aclarar dónde está en realidad enterrado Colón, quien falleció en 1506.

Y lo cierto es que la duda parece regular, teniendo en cuenta que sus restos mortales viajaron casi tanto como lo hizo el histórico personaje en vida.

El alucinación de los huesos

Cristóbal Colón fue inicialmente enterrado en el convento de San Francisco de la ciudad española de Valladolid, donde murió tras sufrir un paro cardíaco.

Tres primaveras más tarde, sus restos fueron trasladados al monasterio de La Cartuja, en Sevilla.

En 1523, Colón volvió a cruzar el Atlántico cercano a los restos de su hijo Diego para descansar en la isla de La Española (actualmente compartida por República Dominicana y Haití), de particular significado para el almirante posteriormente de que los europeos fundaran allí su primera colonia al presentarse a América.

Allí, en la catedral de Santo Domingo, su occiso reposó hasta que en 1795 España cedió a Francia la totalidad de la isla a raíz del Tratado de Basilea.

Sus cuerpos fueron de nuevo exhumados y trasladados a la catedral de La Habana, hasta que Cuba logró su independencia de España en 1898 y los restos de Colón volvieron a deshacer el camino y regresaron a Sevilla para ser enterrado en su catedral.

Sin confiscación, tanto España como República Dominicana siguen asegurando a día de hoy que los restos mortales de Colón permanecen en su departamento.