Editores eurolatinoamericanos plantean especialización contra telediario falsas

La proliferación de telediario falsas constituye un peligro para la “estabilidad institucional de la democracia” y para combatirla es secreto contar con periodistas especializados que las detecten, advirtieron hoy editores europeos y latinoamericanos.

Esa proliferación es “exponencial” y plantea un “aventura continuo de desinformación”, según una explicación difundida hoy en Berlín tras el IV Congreso de Editores CELAC-UE, que reunió en la caudal alemana a representantes de medios latinoamericanos y europeos.

“Resulta secreto el trabajo de campo de los informadores y reporteros propios de los medios, así como la creación de secciones de ‘fact checking’, de comprobación con herramientas específicas y periodistas especializados en dicha tarea”, según la explicación.

Los editores reunidos en Berlín consideran sin confiscación que la desinformación “se convierte en una suerte de oportunidad para los medios de comunicación capaces de ofrecer información auténtico y comprobar fuentes fidedignas”.

E instan a que los medios de comunicación informativos de la Unión Europea y de América Latina y el Caribe fomenten “la formación profesional de comprobación de fuentes noticiosas”.

Además recomiendan a los poderes públicos la “denuncia sistematizada de la difusión de telediario falsas de las que se tenga conocimiento irrefutable”.

La explicación asimismo aborda el uso de la información por parte de los jóvenes y en ella se recomienda que los medios analicen “nuevas temáticas” de interés para ellos y su incorporación a la memorándum informativa prioritaria mediante, entre otras estrategias, la “incorporación de un jerga más cercano”.

Abogan por la incorporación de periodistas jóvenes a las redacciones porque “la conexión sociedad-medio es la única guisa de no perder la utilidad de la información”.

Por postrer, los editores estudiaron la situación de la protección de los derechos de autoría individual y corporativa de la información y consideraron como un “maniquí desplegable a la fuero de los Estados de América Latina y el Caribe” la Directiva de la Unión Europea sobre los derechos de autor y derechos afines en el Mercado Único Digital.

Denunciaron las “prácticas abusivas llevadas a mango por algunos agregadores digitales de información” e instaron a crear “nuevos modelos de negocio y agregación de contenidos” que estén regidos por el principio de plazo de los derechos de autoría de la información”.

En la reunión de Berlín participaron, entre otros, representantes del especie ario Axel Springer, de las agencias de telediario española EFE y francesa AFP, del especie castellano Vocento y de los diarios latinoamericanos “La Nación” (Argentina), “El Mercurio” (Pimiento), “El Universal” (Venezuela), “El País Digital” (Uruguay) y “El tiempo” (Colombia).