26.1 C
Santo Domingo
domingo, septiembre 19, 2021

El cine dominicano tiene el reto de reinventarse tras la pandemia del coronavirus

“Los gigantes de esta industria entendieron dónde está el verdadero negocio, por lo que copiaron el modelo NETFLIX. La pandemia dio una muestra impactante de lo beneficioso que es el Streaming”

El cine era uno de esos lugares donde ibas a “despejar la mente”, porque sin importar con quien fueras, ver una buena película era lo que la mayoría de las personas estaban buscando.

Antes de marzo del 2020 estos lugares siempre estaban repletos de personas, y las largas filas eran inevitables en algunos establecimientos. Pero llegó la pandemia del coronavirus y lo que sigue de esta historia, todos lo conocemos, porque hemos sido protagonistas de esta “realidad” que parece una película de terror.

Primer cierre

Ha pasado un año y cuatro días desde que Caribbean Cinemas y Palacio del Cine anunciaron el cierre de las salas para preservar la salud de sus clientes y trabajadores.

“La salud de nuestros colaboradores y clientes es siempre nuestra prioridad, por esa razón decidimos cerrar temporalmente nuestras salas de cine en toda República Dominicana a partir de hoy 17 de marzo de 2020”, este mensaje publicado en la cuenta de Instagram del Palacio del Cine.

Salas abren sus puertas nuevamente

El 08 de octubre del 2020, luego de unos siete meses, se abrieron las puertas nuevamente. En esta ocasión, se estaría trabajando solo con el 50 por ciento de capacidad de asistencia y para evitar aglo­meración de personas se implementó la venta de bo­letas digital y la venta del Candy Bar y se estarían tomando unos 45 minutos entre las tandas para higie­nizar y desinfectar las sa­las.

Luego de esto, hubo un segundo cierre en enero de este 2021 pero nuevamente abrieron y están trabajando de acuerdo al protocolo establecido por las autoridades.

Pese a que esta industria, como todas las demás, sufrió el impacto de la pandemia, de acuerdo a un informe de la Dirección General de Cine (DGCINE), el año 2020 logró una cifra récord de RD$7,483,109,745.53 por la emisión de los Permisos Únicos de Rodaje (PUR).

Estos permisos son expedidos obligatoriamente por  la (DGCINE) a todas las películas que realizarán su filmación en territorio dominicano.

¿Cuál ha sido la consecuencia de las restricciones? Las plataformas de streaming ganaron terreno lo que provocó que los cines buscaran otras alternativas para entretener al público, una de estas ha sido la de los autocinemas, una experiencia que muchos han calificado como positiva.

De acuerdo a José María Cabral quien es guionista, productor y director de cine, a pesar de que el coronavirus ha afectado mucho la   experiencia de ver una película en una sala de cine, pone su existencia en juego, y aceleró el negocio del streaming, espera que la costumbre de ir al cine nunca pierda su vigencia.

“Soy defensor de ver una película en pantalla grande”, afirmó.

Debido a que las producciones locales han mermado se han perdido millones de pesos.

Julissa Rumaldo Natera, directora de NL Media Plus Content y presidenta en Asociación de Mujeres del Cine (Amucine), informó que  el promedio de películas locales rodadas durante un año son unas 20 y que si ese número se multiplica RD$ 50 millones de pesos, que es el promedio de las películas de bajo presupuesto, eso da una idea de cuánto dinero se perdió durante el 2020.

En ese tenor, Christine Cabrera Herdz, productora Audiovisual & Cinematográfica explica que más allá de dinero, lo que en verdad afectó fue la cantidad de proyectos que se perdieron.

“En el inicio de la pandemia tuve que anular varios comerciales y se retrasaron largometrajes, cerca de algunos 5 que tenían una fecha de inicio. Algunas de las que estaban pautadas para el año 2020, se tendrán que filmar en el 2021, y en muchos casos películas netamente dominicanas que han tenido que durar más tiempo en su proceso de conseguir inversión de las empresas”, indicó.

Cuenta que a pesar de que mucha gente aún tiene miedo de ir a los cines es necesario que confíen en el equipo de trabajo de estos establecimientos.

Julissa Rumaldo, manifestó que cuando llegó la pandemia al país, el equipo técnico y artístico se vio muy afectado, por lo que las Federaciones y Asociaciones locales tuvieron que distribuir alimentos, medicinas, conservas.

“Gracias a Dios el Quédate en casa fue posible con ayuda de los gestores culturales nos movimos y logramos beneficiar a algunos”.

Para Rumaldo  es necesario que el cine dominicano se reinvente tal y como ha pasado con otros sectores.

“Cada cine podría ofrecer a sus usuarios películas por el mismo precio y su finanzas no estaría tan afectada. Es decir, hay que ir pensando en que el cine puede ser presencial, por Pay Per View o por auto cinema incluso. Recordemos que hay personas que quedaron muy afectadas del COVID 19 y muchos no podrán salir a la calle tan fácilmente, entonces ¿Por qué no llevarles el cine a casa o desde la comodidad de sus autos? Con una buena estrategia publicitaria, entiendo que si se puede lograr. No será una tarea fácil, pero tan poco imposible”, aseguró.

Destacó que grandes  estudios han apostado por el streaming  porque los “gigantes” entendieron dónde está el verdadero negocio, y copiaron el modelo NETFLIX, que es sin dudas el más exitoso.

Con relación a la asistencia de las personas luego de la aprtura de los cines, dijo que aún hay mucho miedo y eso es algo con lo que hay que lidiar. “La experiencia de una sala no tiene comparación”.

Al referirse a la apuesta del autocinemas, dijo que a pesar de que esta fue una excelente idea, lamentablemente la gente aún no estaba preparada para este paso pero que más adelante la población  se ira sintiendo más segura y esta forma puede ir ganando más público.

Ciertamente son muchas las personas que aun dudan cuando se habla de asistir al cine por lo que invitó a todos a confiar en el criterio que tienen los dueños de estos establecimientos.

Destacó la valentía de Zumaya Cordero y su equipo de Caribbean Cinemas porque se arriesgaron a seguir impulsando la industria aun en medio de las peores circunstancias.

Aseguró que cines tienen un alto criterio de higiene y cuidado y que no hay motivos para tener miedo.

- Publicidad -

Más popular