El hijo de Biden se ofrece a declarar ante el Congreso pero en una audiencia pública

Hunter Biden, el hijo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ofreció este martes a declarar ante un comité del Congreso pero con unas condiciones distintas a las que le impusieron los legisladores en una citación.

Hunter Biden está siendo investigado por la mayoría republicana de la Cámara Baja de Estados Unidos en el marco de las pesquisas abiertas contra su padre por supuestas irregularidades, como tráfico de influencias para beneficiar a familiares en negocios.

El pasado 8 de noviembre, el Comité de Supervisión de la Cámara Baja citó a declarar a puerta cerrada a varios miembros de la familia Biden, entre ellos el propio Hunter y también a James Biden, hermano del mandatario.

El hijo del mandatario ha respondido que solo comparecerá ante el Congreso en una audiencia pública para que así los republicanos no puedan tergiversar sus palabras.

«Si, como afirman, sus esfuerzos son importantes e involucran cuestiones que los estadounidenses deberían conocer, entonces dejemos que la luz brille sobre estos procedimientos»
, afirmó el abogado de Hunter Biden, Abbe D. Lowell, en una carta.

Biden propuso el 13 de diciembre como fecha para esa comparecer públicamente.

El presidente del Comité de Supervisión de la Cámara Baja, James R. Comer, rechazó la propuesta de Biden, diciendo que el hijo del presidente «está tratando de imponer sus propias reglas».

«Nuestra citación emitida legalmente a Hunter Biden requiere que se presente para una declaración el 13 de diciembre. Esperamos una cooperación total con nuestra citación para una declaración«, sostuvo Comer.

Los republicanos abrieron en septiembre la investigación contra Biden, al que acusan de tráfico de influencias para beneficiar a familiares en sus negocios en países extranjeros como Ucrania o China.

El líder de la minoría demócrata en el comité, Jamie Raskin, por su parte, acusa a los republicanos de estar promoviendo una «conspiración no probada» contra los Biden.

Los negocios de la familia presidencial y sobre todo de Hunter Biden han sido objeto de ataques de los republicanos desde hace años.

En el caso de Hunter, además, las críticas han adquirido un tono sensacionalista debido a un periodo de adicción a las drogas por el que atravesó el hijo del mandatario, del cual se han filtrado centenares de fotografías.

Hunter Biden también está imputado por posesión irregular de armas y ha sido investigado por declaraciones irregulares de impuestos.

EFE

Más popular