El OnePlus 7T Pro es oficial: lo mismo que hace seis meses, con mejoras casi imperceptibles

El OnePlus 7 Pro ha sido, sin lado a dudas, uno de los smartphones más interesantes de la primera fracción de año. El brinco de categoría permitió al fabricante chino implementar tecnologías muy potentes como la pantalla de 90 Hz o la memoria UFS 3.0, que en aquel momento marcaron la diferencia respecto a otros productos más populares, como el Galaxy S10 o el Huawei P30 Pro.

Ahora, la marca china rastreo refinar un poco más ese concepto con el divulgación del OnePlus 7T Pro, que aporta mejoras de impacto estrecho –como un procesador levemente más reformista o una escuadrón escasos mAh más conspicuo– para satisfacer, aún más, a los posibles compradores.

En la mano, el OnePlus 7T Pro se siente exactamente igual que el maniquí previo, lo cual no es precisamente agorero. Tan solo hay dos cambios muy sutiles: el maniquí garzo es poco más claro y el láser del sistema de enfoque ahora se encuentra fuera del recuadro fotográfico. Todo lo demás (disposición de instrumentos, acabados, dimensiones y peso) es similar a lo conocido seis meses detrás.

En el interior la situación siquiera cambia mucho respecto al OnePlus 7 Pro. Las dos mejoras más destacables son el procesador Snapdragon 855+ y la escuadrón de 4.085 mAh, aunque su impacto en la experiencia de uso del producto es ínfimo. Recordemos que el Snapdragon 855+ no es más que una lectura levemente overclockeada del Snapdragon 855 –que pasa de 2.84 GHz a 2.96 GHz–; y la escuadrón, respecto al maniquí antedicho, casi nada crece en 85 mAh.