El papa suplica humanidad para buscar la paz en Ucrania a segundo año de invasión rusa

El papa Francisco suplicó este domingo durante el ángelus para «que se encuentre un poco de humanidad que permita crear las condiciones de una solución diplomática para buscar la paz en Ucrania«, al recordar el segundo aniversario del inicio de la invasión rusa.

«Este 24 de febrero recordamos con dolor el segundo aniversario del inicio de la guerra a gran escala en Ucrania. Cuántas víctimas, heridos, destrucción, angustia, lágrimas, en un periodo que se está haciendo terriblemente largo y cuyo final aun no se vislumbra», dijo el papa asomado a la ventana del palacio pontificio.

Francisco afirmó además que esta guerra «no sólo está devastando esta región de Europa, sino que ha desatado una ola global de miedo y odio».

Asimismo, quiso expresar, como hace en cada ocasión pública, su cercanía al martirizado pueblo ucraniano y sus rezos por todos, especialmente por las muchas victimas inocentes.

«Suplicó para que se encuentre ese poco de humanidad que permita crear las condiciones de una solución diplomática en busca de una paz justa y duradera», fue el llamamiento del pontífice.

El papa, que apareció en buena forma después de que el sábado tuvo que cancelar su agenda por una «ligera gripe«, también pidió rezar por Palestina por Israel «y por tantos pueblos desgarrados por la guerra«.

Pide decisiones valientes para proteger el medio ambiente ante fenómenos extremos

El papa también pidió este domingo decisiones valientes para proteger el medio ambiente ante los numerosos fenómenos climáticos extremos, como la intensa ola de frió que se está produciendo en Mongolia, durante le rezo del ángelus.

Al recordar esta ola de frío, el papa aseguró que también estos fenómenos «son signos del cambio climático» y que «sus efectos son también un problema social que afecta a la vida de muchas personas, sobre todo las más vulnerables» .

«Seamos sabios y valientes a la hora de tomar decisiones para la protección de la Creación», pidió el papa.

El papa Francisco celebró el tradicional rezo dominical del ángelus asomado a la ventana del palacio pontificio después de que este sábado tuvo que anular su agenda por «una ligera gripe«.

Francisco leyó su reflexión antes del rezo del ángelus con buena voz ante la plaza de san Pedro repleta de fieles.

Preocupación por Congo y Nigeria

En sus llamamientos, el papa también mostró su preocupación «por el aumento de la violencia en el este de la República Democrática del Congo» y se unió «a la invitación de los obispos a rezar por la paz, esperando el fin de los enfrentamientos y la búsqueda de un diálogo sincero y constructivo».

También lamentó que «los secuestros, cada vez más frecuentes en Nigeria» y expresó su cercanía «al pueblo nigeriano, esperando que se hagan esfuerzos para frenar en lo posible la difusión de estos episodios».

EFE

Más popular