26.1 C
Santo Domingo
domingo, septiembre 26, 2021

EL REGADÍO HISTÓRICO DE L’HORTA DE VALÈNCIA, SISTEMA IMPORTANTE DEL PATRIMONIO AGRÍCOLA MUNDIAL

La figura Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) fue creada por la FAO en 2002 para promover y garantizar el futuro de sistemas agrícolas tradicionales que han modelado paisajes estéticamente impresionantes y que combina la biodiversidad agrícola con ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural, buscando, además, el impulso de estas regiones en base a la consideración de las tres dimensiones del desarrollo sostenible: la económica, la social y la medioambiental.

España ha sido pionera en la región de Europa al obtener dos reconocimientos como SIPAM en 2017: la producción de Uva Pasa de la Comarca de la Axarquía, en la provincia de Málaga; y el paisaje del Valle Salado de Añana, en Álava. A estos dos reconocimientos se sumó en 2018 el Sistema Agrícola Olivos Milenarios Territorio Senia, ubicado en la confluencia de las comunidades autónomas de Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana.

El Regadío histórico de l’Horta de València

Y ahora, la FAO —Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura—acaba de declarar el Regadío histórico de l’Horta de València como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (SIPAM) en reconocimiento a que “L’Horta cuenta con el valor añadido de establecer un vínculo entre lo rural y lo urbano, así como con un sistema productivo en el que se integran las culturas agrícola e hidráulica, labradas durante siglos desde el inicio de la dominación árabe en la zona, que han ido conformando un paisaje único, la huerta de Valencia y la Albufera, que se integra en la conocida huerta mediterránea”.

L’Horta es una comarca histórica de la Comunitat Valenciana, situada en la costa mediterránea. La red de riego se extiende por el área agrícola periurbana de la ciudad de València y de docenas de municipios del norte, oeste y sur de la región metropolitana. Geográficamente, el área irrigada abarca una llanura costera con una pendiente suave que disminuye lentamente desde el interior hasta el mar.

Su particular paisaje, integrado por campos de cultivo, canales de agua, caminos rurales y edificios tradicionales —barracas y alquerías— y también por el Parque Natural de la Albufera, ha sido conformado por un sistema de irrigación que se abastece del río Turia y hunde sus raíces en la herencia árabe. Un sistema de regadíos que ha ido diseñándose durante siglos. Desde el río Turia se extiende un sistema de acequias de riego, originalmente diseñado en la época medieval, que fluye por gravedad.

Las acequias de riego del sur desembocan en el parque natural de la Albufera, un lago cuya configuración actual como reservorio de agua dulce ha sido alimentada por remanentes hídricos de las áreas históricamente irrigadas. Es un parque natural donde el arroz y la pesca artesanal tradicional conforman un sistema vivo y vulnerable.

 

- Publicidad -

Más popular