26.1 C
Santo Domingo
jueves, octubre 21, 2021

El virus del covid-19 arrebata la vida a 17 personas

Carro fúnebre a la espera de un cadáver en la Ciudad Sanitaria.

Domingo Martínez se dirigió ayer al Hospital Materno Infantil de la Ciudad Sanitaria Luis Eduardo Aybar a retirar el cuerpo de su hermana fallecida por covid-19.

Al conversar con elCaribe, el señor dijo que su pariente de 56 años de edad tenía cinco días ingresada en el establecimiento de salud, después de ser trasladada desde el Hospital Rodolfo de la Cruz Lora tras presentar un cuadro clínico de gravedad.

La última vez que Domingo pudo ver a su hermana fue el pasado jueves, y nunca pensó que el reencuentro sería con ella en un ataúd. Mientras estuvo en el centro clínico, los médicos le impedían el acceso a la sala de internamiento para prevenir la propagación del virus.

No tuvo tiempo de tocarla ni de visualizar su rostro, el cadáver fue extraído de la morgue e inmediatamente fue llevado a un cementerio para darle cristiana sepultura, sin el tradicional funeral que reúne a familiares y amigos para recordar a la fallecida.

En el más reciente boletín epidemiológico, el Ministerio de Salud Pública (MSP) reportó 17 decesos y 1,004 casos nuevos de la afección infectocontagiosa.

Con las nuevas defunciones, el número de muertes suma 3 mil 672, con una tasa de letalidad que se ubica en 1.21 por ciento. Según el organismo, el 27.81 por ciento de los fallecidos padecía de hipertensión y el 17.43 por ciento sufría de diabetes.

“Familiares se exponen a todo”

En el Marcelino Vélez Santana las personas amanecen en las afueras de la Unidad de Coronavirus para poder estar cerca de sus seres queridos.

Como en otros centros de salud, las visitas están restringidas, por lo que deben aguardar por el personal sanitario para conocer el parte médico de sus familiares. Sin embargo, las largas horas de espera provocan desesperación en quienes acuden para escuchar un diagnóstico alentador de la persona infectada con el virus de la Sars Cov 2.

Una señora que rehusó dar su nombre, narró a este medio que cruzó de forma desapercibida por la puerta de Emergencia para poder ver y hablar unos momentos con su hija.

“Burlé la vigilancia, fui a donde ella para saber si estaba consciente. No estoy retando el quebranto porque es serio y delicado, pero tengo miedo a que mi hija se muera”, precisó. Contó que su descendiente, de 32 años de edad, está ingresada desde el sábado pero no recibió una cama hasta el lunes. En ese periodo de tiempo, expuso que la joven estuvo conectada a un tanque de oxígeno y recibiendo atenciones médicas en una silla.

Descienden indicadores en la red de hospitales

La capacidad de camas regulares para pacientes contagiados con la covid-19 se encuentra en 50 por ciento, con 1,320 ocupadas de las 2 mil 648 disponibles. En tanto, la ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos se sitúa en un 74 por ciento, con 441 camas utilizadas de las 600 habilitadas. Mientras que el uso de los ventiladores para la respiración asistida se coloca en 66 por ciento, con 323 ocupados de los 493 utilizables.

- Publicidad -

Más popular