26.1 C
Santo Domingo
viernes, septiembre 24, 2021

Embajadora de Cuba condena la violencia que vive el país; pide levantamiento del bloqueo

 Cuba es un país de amor y no de odio, de paz y no de guerra, proclamó  este lunes la embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la isla en República Dominicana, al criticar duramente el bloqueo estadounidense y los intentos por desestabilizar la nación caribeña.

Milagros Carina Soto Agüero expuso sus consideraciones al participar en el programa “Buenos días país”.

Coincidió la intervención de Soto Agüero con la celebración, en Cuba, del 68 aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, provincia Granma, ocurridos simultáneamente el 26 de julio de 1953, con Fidel Castro como actor principal.

La diplomática admitió que en Cuba hay dificultades, lo que no es un secreto para nadie ya que se trata de un país tercermundista, pero dijo que la mayor parte de los problemas son originados por el injusto y cruel bloqueo financiero, económico y comercial que mantienen los EEUU desde la década de los 60.

Reconoció también Soto Agüero que es preocupante el avance del Corona Virus por la cantidad de casos que aparecen y la falta de medicamentos “provocado en gran medida por las trabas impuestas contra Cuba”.

Condena violencia 

Sobre los incidentes registrados el domingo 11 en la isla, pese a reconocer que la gente tiene derecho a reclamar y a protestar, condenó  con vehemencia la violencia desatada por manifestantes que se dedicaron a romper escaparates de tiendas y cargar con lo encontraron, a lanzar piedras, destruir propiedades del pueblo incluso un centro pediátrico donde habían niños, y a enfrentar violentamente a  las fuerzas del orden, en este caso la Policía.

“En ningún país del mundo esas acciones vandálicas  se pueden tolerar”, sostuvo la embajadora cubana en su participación en “Buenos días país” este lunes. La entrevista fue de 35 minutos aproximadamente y durante la misma trató   varios temas.

Criticó  con firmeza también la funcionaria diplomática cubana el apoyo proveniente del exterior para que esos grupos se manifestaran de la forma en que lo hicieron ese domingo.

Recordó que desde los años 60 los Estados Unidos mantienen el empeño de “enterrar a la revolución cubana” indicando que hay documentos desclasificados del Departamento de Estado que así lo confirman.

“De ahí la política norteamericana de incentivar el descontento, de cercar económicamente para crear descontentos e insatisfacciones  y que el pueblo se rebele  contra la revolución”, expuso en ese tenor la funcionaria diplomática cubana.

La embajadora Soto Agüero insistió que desde los EEUU se instiga y se invierten cuantiosos  recursos  para producir  en Cuba una explosión social, pero advirtió que esa política está condenada al fracaso “porque el pueblo verdadero conoce su historia y sus raíces.

Entiende que “es muy duro” que desde el exterior se estén gastando millones de dólares en esos maquiavélicos esfuerzos y que además se empleen las redes para amenazar, insultar y meter miedo.

Para la embajadora, fue sorprendente lo que ocurrió el domingo indicado en Cuba ya que las informaciones estuvieron fluyendo media hora antes de que pasaran los hechos y eso demuestra que nada fue espontaneo, que todo fue planificado de antemano, y a lo que lamentablemente se prestaron algunos cubanos mercenarios.

Deplora que aun por estos días en las redes se publiquen mensajes llamando a la violencia, hasta a asesinar personas, y que no hayan sido censurados o eliminados estos llamados.

Relaciones CUBA-RD

Soto Agüero, por otro lado, destacó los “entrañables lazos de amistad” que han existido siempre entre su país y República  Dominicana, los cuales comenzaron con el indio Hatuey y prosiguieron con el generalísimo Máximo Gómez y con otros dominicanos, más de 80, que participaron en la guerra de independencia cubana.

“No es solo la relación de esta lucha por la independencia y de amistad, sino también que Cuba ha estado siempre identificada con Dominicana, acogiendo incluso a muchos hijas e hijos que debieron abandonar el territorio durante épocas pasadas en tiempos convulsos para proteger sus vidas y la de sus familiares”, argumento.

Entiende que ambos gobiernos, es decir el de Cuba y el RD, están comprometidos a darles solidez a esas relaciones  históricas que nos unen desde siempre.

Dijo que hay intercambio y respeto mutuo entre ambos países caribeños que tienen bastantes cosas en común, entre ellas pertenecer a las Antillas Mayores y formar parte del Caribe.

La embajadora, finalmente, se manifestó interesada en realizar un recorrido por la región del Cibao, cosa que no ha podido hacer por las limitaciones impuestas con la llegada del coronavirus a los pocos meses de su designación en el cargo.

Por la relación que guardan con Cuba, reveló  que ha visitado, hasta ahora, a Bani y a Montecristi, la primera por ser la cuna de Máximo Gómez, y la segunda, donde se firmó el Manifiesto entre el generalísimo y el apóstol José Martí el 25 de marzo de 1895.

“Pero nuestros deseos y propósitos son el de visitar los pueblos, del Cibao principalmente, donde hay tantos amigos que son solidarios con nuestro país y nuestra revolución”, expuso la embajadora extraordinaria y plenipotenciaria de la República de Cuba en el país. (Aporte de: Felix Jacinto Breton).

- Publicidad -

Más popular