26.1 C
Santo Domingo
sábado, octubre 23, 2021

En el 2022 Barahona tendrá una segunda planta de tratamiento aguas residuales

El problema de las aguas residuales en este municipio quedará definitivamente resuelto en el año 2022 cuando el Instituto Nacional de Alcantarillados y Aguas Potables (Inapa), construya la segunda etapa de la planta de tratamiento.

Así lo informó Wellington Arnaud, director nacional del organismo en el marco de un recorrido de inspección que realizó este jueves a la primera etapa de la actual planta que está siendo rehabilitaba, cuyos trabajos están en su fase final.

«La planta en proceso de rehabilitación, la cual tiene casi tres décadas fuera de servicio tratará el 40% de las aguas residuales que se producen en este municipio cabecera, Santa Cruz de Barahona», expresó el funcionario.

Aseguró que la segunda etapa de la obra a construir el próximo año, tratará la parte restante de las mencionadas aguas con lo que quedará solucionado este problema de casi 30 años.

Arnaud también visitó el municipio de La Ciénaga, en la costa de esta provincia, donde se dan los toques finales al acueducto local.

De igual modo, supervisó la ampliación de las redes de distribución en los sectores Blanquizales, a la entrada de esta ciudad, así como el María Montez, Valle Encantado, Los Agrónomos, Vista al Mar, La Montañita y Nuevo Amparo, del municipio, ubicados en la comunidad de Villa Central.

La noticia sobre la fase final de los trabajos de rehabilitación de la primera etapa de la actual planta y la construcción de otra obra similar en el 2022, fue recibida con alegría por amplios sectores barahoneros.

UN POCO DE HISTORIA

Las aguas negras que se producen en la parte baja de esta ciudad desembocan crudas en el Mar Caribe por las playas Punta Inglesa y Palito Seco, por la falta de una planta de tratamiento y un adecuado sistema pluvial.

Hace unos 30 o 35 años que en uno de los mandatos constitucionales del extinto expresidente Joaquín Balaguer la actual planta que cumplió su ciclo de vida fue construida por la zona del viejo matadero municipal, la cual entró en operación sin ser terminada en su totalidad, lo que solo le permitía funcionar a media capacidad.

Cuando esta planta fue levantada el municipio cabecero, Santa Cruz Barahona, contaba con unos 25 o 26 mil habitantes, en el que actualmente habitan unos cien mil o más.

Por su parte el actual sistema pluvial que fue construido en la Era de Trujillo, colapsó hace muchos años.

Las aguas negras corren por desagües que desembocan en las playas arriba mencionadas, contaminando las aguas del Mar Caribe, los manglares y causando la muerte de las diferentes especies marinas.

Esta contaminación que afecta al litoral costero desde la Bahía de Neyba en la zona de la comunidad de Habanero hasta la provincia de Pedernales, amenaza constantemente la salud de los residentes en el barrio La Playa, ubicado a pocos metros de las playas Punta Inglesa y Palito Seco.

Los desagües por donde se desplazan las aguas residuales que desembocan en las dos playas en cuestión están ubicados en el tramo de la avenida Enriquillo desde la calle Nuestra Señora del Rosario hasta la salida de esta ciudad hacia la zona costera, en el sector Riochill.

- Publicidad -

Más popular