Escaladores de todo el mundo competirán para saltar réplica de tapia de Trump

Escaladores de todo el mundo competirán este fin de semana en Kentucky (EE.UU.) para producirse por encima de una estructura similar a un tramo del tapia prometido por el presidente estadounidense, Donald Trump, en la frontera con México.

“El presidente se ha jactado de que será difícil avanzar, penetrar o producirse por encima de su tapia. Y es lo que no debe decirle algún a un escalador. Nulo es difícil cuando existe la determinación de hacerlo”, dijo a Efe el orientador del concurso, Rick Weber, de 75 primaveras, instructor de la Asociación Estadounidense de Guías de Montaña.

“Esto será mucho más prócer de lo que esperábamos”, auguró Weber.

Trump se ha jactado de que el Gobierno probó el tapia que está construyendo en el conclusión con México invitando a vigésimo escaladores experimentados pero ningún pudo saltar la valla.

Aun así, “nadie en nuestra comunidad de escaladores sabe quiénes son esos montañistas”, afirmó por teléfono Weber, desde la Estrechamiento Red River en el este de Kentucky.

La competición se celebrará durante el Rocktoberfest, un festival anual que acoge una de las congregaciones más grandes de escaladores y montañistas del país.

Weber, que es ingeniero retirado, es el creador de la réplica del “tapia de Trump” que tendrán que saltar los escaladores.

“Habrá tres categorías -detalló- En una, los escaladores podrán usar cuerda y escalera, que es poco muy popular. En la segunda solo usarán cuerdas y en la tercera intentarán la ascensión vacancia”.

La estructura consiste en columnas de casi siete metros de categoría y placas metálicas en lo stop.

El espacio que hay entre las columnas, explicó Weber, permite divulgar cuerdas que vuelvan al “flanco mexicano” y se usen para trepar.

De hecho, la réplica ya ha sido probada por varios escaladores, entre ellos la pupila Lucy Hancock, de 8 primaveras: “Una chica muy atlética que pasó por encima sin demasiado problema”, subrayó el orientador.

Encima, agregó, “un hombre lo hizo en ascensión vacancia, sin cuerda y sin equipos, y pasó sobre la valla en unos 30 segundos”.

La construcción de un tapia en la frontera para contener la inmigración ilegal fue una de las promesas principales de Trump durante la campaña electoral de 2016.

Asimismo, el presidente afirmó que México costearía su construcción a lo liberal de la frontera de 3.200 kilómetros.

“No tratamos de alentar a la masa para que salte la valla”, aclaró Weber, para quien “el tapia es una monstruosidad en la que se va a comprar una cantidad enorme de plata”.

Todavía es “un símbolo”, apuntó Weber: “Es una decisión del siglo XIV para un problema del siglo XXI. Trump no entiende que falta que pueda detener a una persona resuelta” a cruzar.