Evolución del dinero, desde el trueque hasta la era digital

A diferencia de que con la evolución de los medios de transporte, en los que los automóviles han desplazado a los caballos y carretas, y en analogía con los medios de comunicación, en los que el diario de papel comparte espacio con los digitales, los modelos de transferencia de poder adquisitivo o pagos, coexisten, generando, en algunos casos, limitaciones que la tecnología puede resolver.

Sistemas de procesamiento prebancarios

Desde las primeras organizaciones sociales el hombre ha encontrado diferentes formas para generar, acumular y transferir riqueza, entendiendo como tal a cualquier expresión que sirva para postergar el poder de compra.

Trueque (Fuerte externa)

La recolección de frutas y frutos, el cultivo, la cría de especies animales o incluso el cobro de tributos fueron algunas de las formas primitivas de generación de riqueza y que se intercambiaban bajo la forma de permuta.

Más adelante, la necesidad de encontrar un común denominador para arbitrar de manera sencilla y rápida entre los bienes y servicios dio origen a formas primitivas de moneda. Piedras, pieles, sales o trozos de madera, hicieron de medios de pagos y su posesión física era la forma de registro, ambas funcionalidades conformaron los primeros sistemas de procesamiento de pagos que utilizaron un objeto simbólico para ecualizar los valores.

Asignar un valor de intercambio a objetos, como una moneda, un billete o un cheque, es fruto de la capacidad psicológica de las personas de depositar la confianza uno en el otro y en la autoridad de emisión de esos instrumentos.

Las monedas físicas, tanto en metal como en papel, son la última expresión de aquel viejo sistema de generación, acumulación y procesamiento de transferencia de poder adquisitivo, que perdura desde hace miles de años.

Sistemas de Procesamiento Bancarios
Compras por internet (Fuente externa)

A partir del Renacimiento, precisamente en 1406, en Génova, Italia se fundó el primer banco moderno, el Banco di San Giorgio, rápidamente ciudades como Pisa, Venecia y Florencia tuvieron sus propias entidades. La familia Medici se convirtió en una de las más poderosas y tradicionales de la época.

En grandes rasgos, el principal aporte que los sistemas bancarios han realizado al mundo de las transacciones económicas es la simplificación de las operaciones de transferencia, anotando los cambios de saldos entre cuentas de una misma institución al principio para luego, registrar movimientos entre cuentas de distintas entidades.

Lee más: Historia del peso dominicano: todo lo que debes saber

Esta nueva modalidad, incorporó un sistema de procesamiento o circulación de dinero, el registro bancario, que se agregó al de entrega físico de dinero, integrando canales de procesamiento.

Los avances tecnológicos incorporaron otros medios y canales de pago como los pagarés, cheques, tarjetas de crédito, tarjetas de débito y en la actualidad las billeteras electrónicas. Cada uno de ellos construye su propia red de procesamiento y en algunos puntos de contacto se conectan entre sí, para que el dinero circule, pagando a su paso fees por transacción, comisiones, gastos e impuestos.

Desde la imprenta de billetes, el acuñador de monedas o los procesadores de pagos electrónicos persiguen subsistir e integrarse. Por otro lado, si bien, el poder político define reglas y normativas, son empresas privadas las que ofrecen el servicio, por lo tanto estas actividades, en muchos casos monopólicas, son extremadamente rentables para los prestadores y costosas para los usuarios, generalmente, sus modelos de negocios perciben porcentajes sobre las transacciones, algo que nada tiene que ver con la estructura de costos del servicio pues una transacción de unos pocos pesos cuesta lo mismo que una de millones.

Desde la imprenta de billetes, el acuñador de monedas o los procesadores de pagos electrónicos persiguen subsistir e integrarse

Sistemas de procesamiento en blockchain

Blockchain (Internet)

Sin dudas, el manifiesto del bitcoin, difundido el 31 de octubre de 2008, ha sido la piedra fundamental para el desarrollo de una nueva forma de procesamiento de pagos. La infraestructura de la red de Internet, distribuida globalmente, los costos por conectividad, cada vez menores y más accesibles, dejó servida sobre la mesa, la posibilidad de unir esfuerzos informáticos, descentralizados, es decir distribuidos en decenas de miles de computadoras, para realizar registros de transferencias entre cuentas digitales no bancarias, de manera segura y sin la intermediación de las corporaciones financieras y bancarias tradicionales.

Así fue como el bitcoin superó en valor al dólar, dando impulso a nuevas formas monetarias basadas en lógicas algorítmicas y métodos de control basados en reglas de emisión predefinidas.

Más allá del nombre que lleve su criptomoneda preferida, la mayoría de las que cotizan en las principales plataformas de intercambio son verdaderos medios de procesamiento de pagos, pues cumplen con las condiciones de representar poder de compra y de poder transmitirse entre cuentas.

Con la aparición del mundo cripto, los Estados están perdiendo el monopolio emisor, desde el bitcoin a la fecha, miles de protocolos ocupan en la psicología de las futuras generaciones el espacio que antes sólo estaba reservado para los bancos centrales y las casas de las monedas. Sin embargo, falta la última palabra.

Estados de diversos lugares del mundo y tamaño, con extremos que van desde Nigeria o Camboya hasta la República Popular China están implementado su propia moneda digital, pero ¿Qué representa esto en términos de medios y sistemas de procesamiento de pagos?

En principio, podría significar una vuelta al dominio estatal, el re empoderamiento de lo público por sobre lo privado. El soberano asume su rol de fideicomisario para asegurar los medios y sistemas de transmisión del poder adquisitivo de cada uno de los países.

Estados de diversos lugares del mundo y tamaño, con extremos que van desde Nigeria o Camboya hasta la República Popular China están implementado su propia moneda digital

Sin embargo, este sería solo el principio.

Nueva economía

Pagos electrónicos (Fuente externa)

Una economía en la que existen solamente medios de pagos electrónicos permitiría:

1) Altísima formalidad en las transacciones, pues para la concreción de operaciones en el mercado informal se debería utilizar otras monedas o directamente el trueque;

2) Reducir impuestos, pues al aumentar la base de contribuyentes la recaudación se ampliará significativamente;

3) Simplificación en los instrumentos comerciales, pues al utilizar registros electrónicos el rol de las facturas y recibos puede ser fácilmente reemplazado por billeteras electrónicas o cuentas digitales; y

4) Aplicar novedosos esquemas monetarios, pues el dinero digital permite fijar informáticamente políticas de emisión previsibles y definidas por algoritmos.

Más popular