29.3 C
Santo Domingo
domingo, mayo 9, 2021

Expresidente DNCD se alió con Adán Cáceres para desfalcar al Estado, dice el Ministerio Público

Las autoridades han establecido que el mayor general del Ejército Adán Cáceres Silvestre y la pastora Rossy Guzmán Sánchez, quien es, además, asimilada de la Policía Nacional, crearon una red militar-policial y religioso para distraer fondos del patrimonio púbico y en este entramado está implicado el expresidente Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Las investigaciones del Ministerio Público arrojaron que el vicealmirante Félix Alburquerque Comprés, quien comenzó a dirigir la  DNCD en enero de 2019, se asoció con Cáceres Silvestre para para desfalcar el Estado dominicano mediante el desvío de fondos  de la entidad  a la cuenta de la empresa disfrazada de organización sin fines de lucro, Asociación Campesina Madre Tierra.

Le recomendamos leer: 

  • Adán Cáceres y Rossy Guzmán: una sociedad de camuflaje
  • Usaron el nombre de Dios para cubrir “corrupción”
  • ¿Cómo funcionaba el entramado militar-policial y religioso creado por los imputados en el caso Coral? 
  • Félix Portes solicitará libertad pura y simple para Núñez de Aza, “cerebro financiero” en “Operación Coral”

La asociación no estaba inscrita como suplidora del Estado, sin embargo, explica el órgano acusador, esta reflejó un pago de la DNCD por concepto de compra de huevos por un valor de 525 mil pesos.

Pero, detalla la solicitud de medida de coerción, la DNCD, mediante el oficio No. 0875, de fecha 13/04/2021, certifica que en su sistema no existen registros de pagos alguno a la Asociación Campesina Madre Tierra.

“Lo que evidencia de forma clara la coalición de funcionarios entre el imputado Adán Cáceres Silvestre y el vicealmirante Félix Alburquerque Compres, ARD, presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas, para ese periodo, para desfalcar el Estado dominicano mediante el desvío de fondos Públicos, a la cuenta de la empresa disfrazada de asociación, la Asociación Campesina Madre Tierra, que es propiedad de los imputados Adán Benoni Cáceres Silvestre y Rafael Núñez de Aza (coronel de la [Policía)”, precisaron los fiscales en el documentos.

El modo operandi supuestamente consistía en hacer depósitos en efectivo, que en muchos de los casos eran realizados por el señor Lizss Félix De León Díaz, quien fungía como encargado del departamento de compra de la DNC), “no dejando rastros en los registros del departamento financiero de la referida institución”.

Las indagatorias que realizó la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) indican que la Asociación Campesina Madre Tierra  era un instrumento financiero para el blanqueo de capitales, pues  le permitía al mayor general Cáceres Silvestre, y la pastora Rossy  lavar el dinero proveniente de actividades ilícitas.

“Comprobamos que la principal actividad económica lícita de la Asociación Campesina Madre Tierra es la producción avícola, sin embargo la información financiera suministrada por la Superintendencia de Bancos de la cuenta corriente No.5500026999, demuestra que este rubro solo representó el 7% de créditos, equivalente a dieciséis millones doscientos noventa y ocho mil novecientos treinta y ocho pesos (DOP$16, 298,938.00) de sus ingresos, durante el período comprendido desde el 06 de agosto de 2015 hasta el 10 febrero de 2021”, sostuvieron el documento.

- Publicidad -

Más popular