26.1 C
Santo Domingo
martes, agosto 3, 2021

FINJUS insiste en que deben ser investigados los responsables de disturbios frente al Congreso Nacional

Santo Domingo.- La Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc. (FINJUS) expresó enérgicamente su repudio a los disturbios que se desarrollaron ayer frente al Congreso Nacional en reclamo del 30% de las AFPs.

Calificó las acciones, encabezada por el diputado reformista Pedro Botello, como una “nueva exhibición de vandalismo”, que degradan la calidad de la democracia y ponen en serio cuestionamiento  el ordenamiento jurídico y voluntad de las instituciones de enfrentar delitos flagrantes y reiterados.

“Se trata de la repetición de los mismos acontecimientos ocurridos el pasado 28 de octubre de 2020, cuando un grupo de personas fue convocado frente al Congreso Nacional y procedió a ejercer violencia contra legisladores y miembros de la Policía Nacional”, indicó en un comunicado.

El vicepresidente ejecutivo de la Finjus, Servio Tulio Castaños.

Recordó que en esa ocasión FINJUS solicitó al Congreso, el Ministerio Público y a la Policía que investigaran los hechos ocurridos, en el campo de sus competencias y que tomaran las medidas para que esos “gravísimos incidentes” no ocurrieran en el futuro.

Te recomendamos: 

  • Un herido, ventanas rotas y bombazos durante manifestación frente al Congreso en reclamo del..
  • Manifestantes vuelven al Congreso Nacional a exigir el 30% de las AFP

Sin embargo, cien días luego de esos hechos, la Comisión de Disciplina de la Cámara de Diputados, no ha rendido un informe al pleno de ese hemiciclo sobre lo ocurrido y que no se conoce de ninguna iniciativa o diligencia que hayan adelantado los órganos del sistema de justicia para procesar a los responsables de las amenazas, los destrozos y delitos cometidos en esa ocasión.

FINJUS reiteró su indignación por este “nuevo espectáculo” que desafía el orden constitucional y el Estado de derecho en del país, y lamentó la percepción ciudadana de que los participantes en esos incidentes gozan de un status de impunidad que les garantiza actuar con absoluta libertad para poner en peligro la integridad de legisladores, policías, ciudadanos y causar daños a propiedades públicas.

“Reiteramos que la violencia, las amenazas y la coacción no pueden ser toleradas en una democracia que respeta la libertad de expresión, la libre organización y el derecho a la protesta”, sostuvo.

Alertó a la sociedad dominicana ante los peligros que se avizoran y exhortó a que en una sola voz se exija que las autoridades actúen para aplicar consecuencias por sus actos a quienes atentan contra las instituciones y clima de convivencia democrática.

- Publicidad -

Más popular