26.1 C
Santo Domingo
lunes, septiembre 20, 2021

Florida necesita de nuevo aplanar la curva, ahora por Delta y pocas vacunas

Florida necesita de nuevo aplanar la curva, ahora por Delta y pocas vacunas

(EFE).- Autoridades, gerentes hospitalarios y médicos instaron este lunes a los floridanos a recuperar los buenos “hábitos” de los comienzos de la pandemia y a vacunarse quienes no lo hayan hecho, como única manera de frenar el aumento récord de los contagios y hospitalizaciones por covid-19.

Florida se ha convertido en el centro de la nueva ola de la covid-19 en Estados Unidos debido a la rápida expansión de la variante delta y a una tasa de vacunación estancada.

La máxima autoridad sanitaria de EE.UU., el cirujano general Vivek Murthy, dijo este lunes a la cadena CBS que está “profundamente preocupado por lo que sucede en Florida” y con el aumento de casos en otras partes del país, ante lo que urge aumentar la tasa de vacunación al mismo tiempo que vigilar el uso de mascarillas.

“Lo que estamos experimentando en los últimos 27 días es un aumento dramático en el número de hospitalizaciones”, aseveró a su turno la presidenta de la Asociación de Hospitales de Florida, Mary Mayhew, a la cadena MSNBC, después de conocerse que el domingo había 10.207 personas hospitalizadas por la covid-19 en el estado.

La ejecutiva explicó que a Florida le tomó 60 días alcanzar el anterior récord (10.179 hospitalizaciones) en julio de 2020, antes de que las vacunas estuvieran disponibles, mientras que ahora batió la marca en 27 días.

“Es una población más joven la que está siendo hospitalizada”, añadió Mayhew, para resaltar luego el repunte de los casos de las áreas urbanas de Jacksonville, al noreste del estado, y en la céntrica Orlando.

De hecho, un hospital en Jacksonville de la red de clínicas Mayo superó la capacidad de 304 camas autorizadas en su caso para pacientes de covid-19, según informaron medios de esa ciudad.

Mayhew dijo que más del 50 % de los hospitalizados a causa de la covid-19 tienen entre 25 y 55 años, algo “dramáticamente diferente de lo que vimos el año pasado”, y el 96 % son personas no vacunadas.

Revertir la situación actual pasa necesariamente por aumentar la tasa de vacunación, dijo la directiva de la Asociación de Hospitales de Florida.

En Florida, solo un 49 % de los mayores de 12 años está completamente vacunado, ya sea porque han recibido las dos dosis de Pfizer o Moderna, o la monodosis de Johnson & Johnson.

Miami-Dade, el condado más poblado de Florida, con unos 2,7 millones de habitantes, ha sido durante toda la pandemia el número uno en casos y muertes y sigue siéndolo a día de hoy.

“Estamos en la cima aquí en Florida y es el momento de que todos entiendan que depende de nosotros. Sabemos qué hacer para detener la propagación”, manifestó la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, este lunes.

El especialista David Andrews, de la Universidad de Miami, expresó a Efe su preocupación de que ese “gran grupo que se resiste a vacunarse” en todo el país impida el declive de la variante delta, tal como se ha visto en India y Reino Unido.

Michel Teng, un especialista en virología de la Universidad del Sur de Florida, opinó que, sin la totalidad de la población vacunada, es necesario unirse para volver a los “hábitos” de la mascarilla y la distancia social.

AUMENTAN LOS SITIOS DE PRUEBAS

En Miami-Dade, los sitios de vacunación han registrado en días recientes un aumento de personas que van en busca de su dosis de vacunas, así como también para hacerse el test.

En el Parque Tropical, donde está instalado uno de los mayores centros de pruebas de covid-19, al que se accede en automóvil, había unos 30 vehículos a primeras horas de la mañana y se esperaba más afluencia a mediodía y después de la jornada laboral.

En la otra punta del condado, en Brickell, un barrio turístico y financiero de Miami, en uno de los pequeños puestos de pruebas de covid-19 de la empresa Curative había media hora después de su apertura unas quince personas haciendo fila.

Uno de los empleados dedicados a hacer los hisopados, el cual no quiso ser identificado, dijo a Efe que están recibiendo a unas 120 o 130 personas por día en las más de ocho horas en que el pequeño puesto está abierto (de 9 a 17.30 horas) los siete días de la semana.

En esa zona abundan los hoteles y edificios de alquileres por temporada y muchas de las personas que aguardaban hoy su turno eran turistas, como una familia israelí, compuesta por padre, madre y tres hijos vestidos como para un día de playa.

Cerca hay un gran supermercado de la cadena Publix, que la semana pasada decidió volver a exigir a sus empleados que lleven mascarillas, una medida recomendada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) que están siguiendo empresas e instituciones floridanas.

EL GOBIERNO ESTATAL BAJO POLÉMICA

Incluso después de que este sábado se alcanzara en Florida la cifra de 21.683 nuevos casos, el gobernador estatal, el republicano Ron DeSantis, se sigue resistiendo a emitir una orden para el uso obligatorio de mascarillas y al requerimiento de vacunas por parte de empleadores.

En medio de la alarma, el senador por Florida Marco Rubio, también republicano, señaló este lunes en Twitter que hay una “histeria” por parte de los medios respecto a la covid, “porque las ‘malas noticias’ venden'”.

“La verdadera historia aquí es cómo, para las personas completamente vacunadas, el riesgo de enfermedades graves parece ser cercano a cero”, agregó.

De acuerdo con la universidad Johns Hopkins, Florida es el tercer estado de EE.UU. por número de casos y el cuarto en número de muertes en todo EE.UU., que a día de hoy es el país del mundo más afectado por la pandemia con más de 35 millones de contagiados y 613.000 muertos desde el 1 de marzo de 2020.

- Publicidad -

Más popular