Fuego en oficina antiaborto en EEUU habría sido intencional

Wisconsin (AP).-  Una o varias personas prendieron fuego a la oficina de un grupo antiabortista en Wisconsin, donde se encontró una bomba molotov y un grafiti con amenazas, informaron las autoridades.  

La portavoz de la policía de Madison, Stephanie Fryer, dijo al periódico Wisconsin State Journal que el incendio reportado poco después de las 6 de la mañana del domingo en la sede de la organización antiabortista Wisconsin Family Action fue sospechoso.  

Agregó que alguien usó aerosol para pintar un mensaje fuera del inmueble. Funcionarios federales y el Departamento de Bomberos de Madison están ayudando con la investigación.   Nadie resultó herido y los funcionarios aún están trabajando para determinar la magnitud de los daños que causó. 

 No quedó claro de momento quién vandalizó el lugar, pero fuera se leyó una amenaza: “Si los abortos no son seguros, entonces ustedes tampoco lo están”.   “Parece que se atacó a una organización sin fines de lucro específica que apoya las medidas contra el aborto”, declaró en un comunicado el jefe de policía de Madison, Shon Barnes.  

La presidenta de la organización de cabildeo, Julaine Appling, dijo que el incendio fue una “amenaza directa contra nosotros”, dado que ocurrió pocos días después de que se filtrara el borrador de una opinión de la Corte Suprema de Estados Unidos que deja entrever que el máximo tribunal podría anular pronto el histórico fallo del caso Roe contra Wade, el cual legalizó el aborto en todo el país.  

Recalcó que el ataque pudo haber causado heridos si hubiera habido personas trabajando en la oficina en ese momento. “Esta es la manifestación local de la ira y la falta de tolerancia de la gente proabortista hacia los que estamos a favor de la vida”, dijo Appling.  

Te puede interesar: Las grandes empresas estadounidenses guardan silencio sobre el aborto

Políticos de Wisconsin de todo el espectro político, incluidos el gobernador demócrata Tony Evers, el senador republicano Ron Johnson y la alcaldesa demócrata de Madison, Satya Rhodes-Conway, criticaron rápidamente el ataque del domingo.  

“Este ataque es abominable y debería ser condenado por todos”, dijo Johnson.   Tom Nelson, candidato demócrata al Senado federal, también denunció lo ocurrido. “Estoy comprometido con la protección de los derechos de las mujeres, pero debemos hacerlo de la manera correcta”, dijo Nelson. “La violencia y la destrucción no son la respuesta. Me alegro de que nadie haya resultado herido”.

Más popular