26.1 C
Santo Domingo
martes, agosto 3, 2021

Fundaciones buscan mantener vivo legado 249 años de tres líderes

Parte de la biblioteca de Balaguer y otros objetos de su vida reposan en la fundacion.
Instituciones desarrollan diversas estrategias para que legado de Bosch, Peña y Balaguer prevalezca en la historia

Los nombres de José Francisco Peña Gómez, Juan Bosch y Joaquín Balaguer están impregnados con tinta imborrable en la historia política del país. Decenas de edificios, bustos, bibliotecas y todo cuanto sus discípulos consideran necesario para honrar sus memorias los han bautizado con el nombre de uno de los tres líderes que cerraron el ciclo político del siglo XX. Pero son las fundaciones creadas en su honor las que han asumido la tarea de promover y mantener vivo un legado de 249 años que suman las vidas de Bosch, Peña y Balaguer.

En el hacer político, cada uno tuvo una forma diametralmente opuesta al otro para enfocar la política y su visión de país, pero las fundaciones creadas en sus nombres tienen en común que utilizan la educación como el principal vehículo para transmitir sus pensamientos. Así, el Instituto José Francisco Peña Gómez informó que ha graduado 10 mil personas en diversas áreas desde que fue fundado en el 2005 hasta el cierre del 2020. En su sede, dos salones de biblioteca, cuartos cubiertos de fotos de distintos momentos de una carrera política desarrollada desde la oposición, intentan recoger los 61 años de vida de Peña.

La Fundación Joaquín Balaguer, actualmente patrocina la carrera universitaria de más de 50 jóvenes de escasos recursos y ha apoyado más de cien estudiantes desde que fue creada en el 2000. Su sede está ubicada en la Máximo Gómez número 25, que fue la residencia del extinto presidente que gobernó por 22 años el país, antes fue vicepresidente, secretario de la presidencia y diplomático. Es un intento de casa museo, que guarda intacto algunos objetos personales de Balaguer, así como libros, escritos, fotos y todos los objetos que los responsables de cuidar su legado ven valioso para mantener su historia de 96 años de vida.

La Fundación Juan Bosch ha capacitado cientos de profesores de todas las regiones del país en formación humana y ciudadana.
Como señal de su prolífera carrera de escritor, físicamente su principal espacio está ubicado en la Biblioteca Nacional. Es la más vieja de todas las tres fundaciones y fue ideada en el 1998 por su esposa y exprimera dama, Carmen Quidiello. En la página web es la más actualizada y activa y cuenta con un archivo digital que recoge toda la obra literaria y los más variados detalles y frases que acompañaron la vida de 92 del profesor Bosch.

Para esas y otras actividades, las tres entidades sin fines de lucro invierten tres millones de pesos al mes, a razón de un millón cada una y tienen una asignación, cada una, de 12 millones de pesos al año en el Presupuesto de este año. En el caso de las fundaciones Juan Bosch y Joaquín Balaguer obtienen ingresos adicionales por la venta de libros, mientras que la Fundación Peña Gómez no tiene financiamiento adicional, según explicó la administradora, Pastora Méndez.

Instituto Peña Gómez

El Instituto José Francisco Peña Gómez lo ideó y preside el expresidente Hipólito Mejía en el 2005, junto a la viuda del fallecido líder político, Peggy Cabral, Pastora Méndez y la fallecida dirigente del PRD, Ana María Acevedo. Hasta el momento de su muerte, la maestra Ivelisse Prats de Pérez, diseñó y dirigió los programas académicos. Pero el origen de la entidad se remonta al 2003, cuando el dirigente perredeísta Darío de Jesús tuvo la idea de crear una fundación a nombre de su líder político. De hecho, legalmente existe bajo la denominación de Escuela de Formación y Capacitación Tecnológica Doctor José Francisco Peña Gómez.

“El Instituto de Formación Política José Francisco Peña Gómez, fundado en mayo de 2005, es una organización privada, sin fines de lucro, que promueve el debate pluralista sobre los problemas nacionales e internacionales y contribuye, mediante actividades formativas de alto nivel académico, a una mejor comprensión de la sociedad dominicana y del mundo. Tiene entre sus principales propósitos servir de espacio de convocatoria y encuentro de los dominicanos y dominicanas interesados en la ampliación de la democracia, la ciudadanía y la equidad social”, se define la institución según consta en su página web.

La sede de la entidad fue traslada recientemente de la Avenida Bolívar a la calle Santiago, en Gascue, en una casa que fue propiedad de Ana María Acevedo y cuenta con salón de clases y una amplia biblioteca.

Rafael Montilla, coordinador académico de la entidad guarda la esperanza de que el Instituto José Francisco Peña Gómez logre incursionar en la investigación como es el sueño de todo centro de enseñanza. Mientras eso llega, Montilla resalta que los programas de formación son de la más alta calidad y que están avalados por la Universidad Católica de Santo Domingo (UCASD).

Los programas de formación abarcan diplomados en gerencia política y gestión de gobierno, gestión municipal, formulación de gestión de proyectos, así como la política teoría y prácticas. Los cursos van desde formación electoral, introducción al cooperativismo, género ciudadanía y política, juventud y liderazgo y gestión electoral.

En cuanto al financiamiento y la transparencia con que se manejan los fondos, Pastora Méndez tiene todos los papeles al día y explica con lujo de detalles en qué y cómo se invierte cada peso del millón que reciben al mes. “Tenemos que hacer un informe a la Cámara de Cuentas en los primeros cinco días del mes siguiente que incluye un disco compacto con todos los cheques escaneados que elaboramos y un estado de ejecución presupuestaria, luego hacemos otro informe al Ministerio de Finanzas y trimestralmente otro informe al Ministerio de Educación”, detalló.

Explicó que del 2005 al 2007 la entidad no recibía fondos públicos y era sostenida por aportes del expresidente Mejía y otros donantes. A partir del 2008 fue incluida en el presupuesto nacional con más de 8 millones al mes y desde el 2009 recibe 12 millones de pesos al año.

Planifican un Museo para Bosch

La Fundación Juan Bosch tiene una sala en la Biblioteca Nacional y desde allí realiza sus principales actividades. Su presidente es Diómedes Núñez Polanco, quien fue asistente personal de Bosch, pero su ideóloga fue la esposa de Bosch en el 1998, Carmen Quidiello, cuando el expresidente vivía.

Bosch, además de la fundación, su legado fue declarado “Patrimonio documental y cultural de la Nación dominicana” mediante la ley 270-19 que instituye que cada 30 de junio es el Día del Profesor Juan Bosch. Matías Bosch, nieto del fallecido presidente, es parte del consejo de dirección, así como Eliades Acosta Matos, Conrado Peguero, Adriana Márquez, Indiana Jiménez Bosch, Juan Astwood Jiménez, nieta y bisnieta del fallecido líder político.

“A través de la Sala Juan Bosch se ha logrado tener un programa de trabajo en colaboración con el Archivo General de la Nación, la Biblioteca Nacional y el Programa de Desarrollo de los Archivos Iberoamericanos, que ha logrado preservar la obra de Bosch como patrimonio nacional, no solo de forma física sino que ya hoy hay miles de documentos digitales que están disponibles gratuitamente para todo el público académico y general en el mundo”, explicó Matías como parte de las realizaciones de la entidad.

Agregó que uno de los grandes logros es el establecimiento del galardón “Premio Natalicio Juan Bosch” que cada mes de junio permite reconocer a personalidades de diferentes ámbitos y generaciones por su servicio al país bajo el lema de don Juan “a la Patria se le sirve”.

Matías Bosch sostiene que el proyecto más importante que tienen en carpeta es la creación de un Museo en honor a su abuelo. “Un proyecto esencial a mediano plazo es el establecimiento de un museo que permita a todas y todos acercarse a la vida de Juan Bosch y reunir en el mismo lugar los servicios de archivo, biblioteca, difusión, formación y animación cultural”, concluyó.

Balaguer ideó fundación

La Fundación Joaquín Balaguer fue ideada por el propio líder político en el 2000, dos años antes de morir. Según explicó su presidente, Joaquín Ricardo, él mismo escogió los miembros que integrarían el consejo rector. Además de Ricardo figuran Miguel Francisco Amparo, vicepresidente y como miembros, Rafael Bello Andino, Ramón Aníbal Páez, secretario; Ricardo Canalda, tesorero; Carmen Rosa Hernández (fallecida), Eduardo Estrella, Rafael Tomás Hernández, Venecia Joaquín, Pedro Romero Confesor y Víctor (Ito) Bisonó. Joaquín Ricardo explicó que Manuel Guaroa Liranzo fue escogido por Balaguer para integrar la entidad, pero renunció y en su lugar recomendó a Ito Bisonó.

Según se puede leer en la página web de la institución el primer objetivo de la Fundación es: “incentivar el estudio de la historia patria y la preservación de los valores de la dominicanidad, así como continuar los esfuerzos que se han realizado por el desarrollo de la cultura nacional y la consolidación de sus instituciones”. Ricardo explica que además tienen como meta promover la vida y obra “tan intensa y singular” de Balaguer.

Como parte de esta última meta los responsables de la fundación han editado un libro que contiene escritos inéditos del fallecido presidente, así como han empezado un proceso de digitalización de su obra literaria. Igualmente, tienen en agenda recopilar todos los discursos de Balaguer tanto en el poder como fuera de él y hacer algún documento que recoja su vida en el exilio.
Adicionalmente tienen en agenda hacer un documental que recoja la obra de gobierno de 22 años.

Bosch, Peña y Balaguer, los líderes de una época

Juan Bosch, que vivió 92 años; Balaguer, 96 y Peña Gómez, 61, dominaron el escenario político nacional desde la caída de la dictadura de Trujillo en el 1961 hasta el cierre del siglo XX. Bosch, fue el primer presidente democrático de la era post Trujillo. Ganó con el PRD y solo duró siete meses en el cargo, pues fue víctima de un golpe de Estado. Fundó al PRD en el exilio y luego renunció de ese partido y fundó al PLD. Murió a los 92 años el primero de noviembre del 2001. Peña Gómez fue un destacado líder político del PRD que no alcanzó la Presidencia de la República, pero a pesar de eso su pensamiento tuvo y sigue teniendo gran influencia en la política, la social democracia. Murió a los 61 años el 10 de mayo del 1998, cuando era candidato a la Alcaldía de la capital. Balaguer ha sido el dominicano que más años ha gobernado el país luego de Trujillo, 22 años duró en el poder en períodos distintos. Falleció a los 96 años el 14 de julio del 2002 y de los tres líderes, es el más controversial por la forma que ejerció la política.

El dinero recaudado es reinvertido en proyectos

Matías Bosch explicó que los recursos que recaudan por la venta de los libros del fallecido presidente son reinvertidos en otros proyectos de la fundación. “La Fundación genera ingresos producto de la venta de libros que son reinvertidos en su totalidad en la impresión de obras manteniéndolas a precio rebajado permanentemente. Además, eventualmente se reciben fondos puntuales de otras fuentes disponibles para financiar actividades de investigación y formación”, afirmó. Joaquín Ricardo también dijo que los recursos que reciben por la venta de los libros de Balaguer son reinvertidos en diversos programas y que hay proyectos puntuales que buscan apoyo financiero.

- Publicidad -

Más popular