Honduras incauta 34 fardos de cocaína en barco con apoyo de EE.UU. y Colombia

Las autoridades de Honduras se incautaron este jueves de más de 34 paquetes de cocaína en un barco de bandera hondureña en aguas del Caribe, en una operación en la que además fueron detenidas ocho personas, informó una fuente oficial.

La embarcación fue interceptada por una patrulla de la Fuerza Naval de Honduras y la Dirección de Inteligencia Regional de Colombia y Estados Unidos frente a las costas del oriental departamento de Gracias a Dios, en el Caribe del país centroamericano, dijo a periodistas el portavoz de las Fuerzas Armadas, José Domingo Meza.

Agregó que la nave, con el nombre “Flamingo II”, fue llevada hasta la base naval en Puerto Castilla, donde se comenzó a hacer un recuento de la droga y, según medios locales, hasta ahora suman más de 600 kilos los hallados.

La droga estaba distribuida en al menos 34 paquetes, marcados con el nombre de “Toto”, ocultos en la proa y la popa de la nave y, según investigaciones de la Fiscalía Especial Contra el Crimen organizado y la Agencia Técnica de Investigación Criminal, su destino final era la ciudad de La Ceiba también en el Caribe del país.

El portavoz militar indicó que los ocho tripulantes de la embarcación, todos de nacionalidad hondureña, también fueron llevados a Puerto Castilla, donde especialistas inspeccionan el barco para determinar “si existen más sacos con droga y encontrar más indicios” del tráfico de drogas.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, felicitó hoy a las fuerzas de seguridad de su país por la “extraordinaria operación” y agradeció la colaboración de Colombia y Estados Unidos.

“Esta operación tiene una enorme transcendencia porque es un trabajo que se ha venido realizando desde hace meses y años y como se ha viene afinando la operatividad al interior de Honduras y desde la luego la operatividad con nuestros aliados como Estados Unidos y Colombia”, subrayó.

En 2018, las autoridades de Honduras decomisaron más de 8,7 toneladas de drogas, 1,05 menos que en 2017, así como de 112.000 plantas de cocaína y 753.762 de marihuana.

Las autoridades hondureñas pusieron en marcha en 2014 en el Caribe los escudos aéreo, marítimo y terrestre para reducir el tráfico de drogas procedente de América del Sur.

El escudo aéreo fue impuesto por Honduras de manera unilateral, mientras que en el marítimo cuenta con el apoyo de Estados Unidos a través de un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las del país centroamericano en el Caribe.