26.1 C
Santo Domingo
viernes, agosto 6, 2021

Iglesia de Nicaragua pide elecciones libres

Cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes.

Managua. La Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Managua demandó “la inmediata restitución” de los “derechos civiles” de “los injustamente detenidos”, y abogó por la celebración de unas elecciones libres en noviembre, en las que el mandatario, Daniel Ortega, en el poder desde el 2007, buscará su reelección por cinco años más.

“Como cristianos, abogamos por el respeto a la voluntad de los ciudadanos expresada en comicios libres, por el respeto a los derechos humanos de todos los nicaragüenses, de los injustamente detenidos, y por la inmediata restitución de sus derechos civiles”, señaló en una declaración la diócesis de Managua, que dirige el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes.
En un mensaje dirigido “al pueblo santo de Dios y personas de buena voluntad” y en el marco del arresto de seis aspirantes de la oposición a la Presidencia, la archidiócesis de Managua indicó que, frente al panorama electoral, “debemos exigir con los medios disponibles el respeto del voto del pueblo para que las elecciones sean creíbles, justas y transparentes”.

Asimismo, la Arquidiócesis de Managua alertó que la actual crisis política electoral está dejando un nuevo éxodo de nicaragüenses, principalmente jóvenes.

“Con tristeza constatamos nuevamente la migración de nicaragüenses, en su gran mayoría jóvenes, por persecuciones políticas”, sostuvo la diócesis, sin ofrecer cifras.

Un total de 103,600 nicaragüenses se habían marchado al exilio hasta marzo de 2020 a causa de las manifestaciones contra el Gobierno del presidente Ortega que estallaron en abril de 2018, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Costa Rica alberga a más de 85,000 solicitantes de asilo o refugio de nicaragüenses que huyeron de la violencia y la persecución política en el marco de esas manifestaciones, según los datos de ACNUR.

“Hoy Nicaragua no solo tiene miedo, tiene temor, angustia y zozobra. ¡Cuántos nicaragüenses piensan que hemos entrado a un túnel, a una noche de oscuridad! ¡Cuánto miedo en la noche!”, añade la institución.

Por otro lado, la Arquidiócesis nicaragüense valoró como positivo que en medio de la crisis política se esté resistiendo la tentación de caer en la violencia. “Frente a esta realidad, el cristiano actúa confinado en el señor, practicando la caridad, la justicia, resistiéndose a la tentación de caer en la violencia, elevando constantemente su oración, para que nos ilumine el sol que nace de lo alto y disipe toda tiniebla y sombra de muerte”, continuó.

- Publicidad -

Más popular