29.3 C
Santo Domingo
martes, junio 22, 2021

Industria formal de ron en RD, ¿qué tan vital es protegerla?

Tanto el ron como el whisky son bebidas destiladas, envejecidas en barricas de roble y muy similares en sus procesos de elaboración.
La Adopron está bastante preocupada por elaboración sin control de sustancias no aptas para el consumo humano

La elaboración de sustancias, de manera clandestina, en patio o cualquier sitio, usando –incluso- animales muertos, metanol y otros componentes mortales, que se comercializan como ron o whisky (sin serlo), está perjudicando seriamente a la industria formal de esos productos, que aporta mucho a la economía por vía de empleos, pago de impuestos y de seguridad social.

En la medida que los consumidores se retraen de comprar ron, temiendo que en un establecimiento le pasen “gato por libre”, y le dañe la salud o incluso le provoque la muerte, se está afectando a un sector que trabaja bajo regla y que tiene inversión acumulada superior a los US$800 millones, y que inyecta nuevos capitales en maquinarias, en tecnologías y en equipos todos los años para robustecerse.

Las empresas formales de ron de República Dominicana generan 4,000 empleos directos e indirectos, con ramificaciones en casi todos los ramos productivos a nivel nacional. En el año 2020 se encontraban registradas y bajo cumplimiento de todas las normas establecidas para ello 29 licoreras y tres destilerías a nivel nacional, según datos de la Asociación Dominicana de Productores de Ron (Adopron). Las cifras que maneja la organización que agrupa a las empresas formales del ramo indican que el sector genera de manera agregada, entre impuestos al consumo, al ingreso y al patrimonio más de RD$10,000 millones al año en impuestos.

Las exportaciones de ron generan al año unos US$100 millones (era así en el tiempo pre-pandémico), siendo la principal bebida alcohólica de exportación para el país, y uno de los principales rubros de exportación como producto terminado. El ron dominicano tiene presencia en alrededor 70 mercados a escala internacional. Ha ganado fama, espacio y prestigio con el paso de los años.

En cuanto a materias primas a nivel local, el principal componente que adquieren las industrias formales para la fabricación del ron es la melaza.

Cuando el periódico elCaribe le preguntó a Adopron qué tanto le preocupa el tema de las sustancias elaboradas de manera informal, sin ningún tipo de higiene y que se comercializan como ron, o whisky, y las muertes que han ido provocando, su respuesta fue: “Estamos muy preocupados con esta situación que vive el país, a raíz de esas elaboraciones de sustancias que quieren hacerse pasar por bebidas aptas para consumo humano y que han causado múltiples muertes”.

Adopron aseguró que trabaja de la mano con las autoridades competentes para procurar el fortalecimiento de los controles necesarios para mitigar ese tipo de incidentes en República Dominicana.

Y agregó: “Desde hace años se ve la evolución paulatina de cómo la informalidad estaba afectando el sector de las bebidas alcohólicas en los segmentos de menores precios, primero a través de la evasión fiscal y el contrabando, y ahora a través de la venta de productos tóxicos que se hacen pasar por bebidas alcohólicas tradicionales”.

Cuidado con el turismo

La Adopron advirtió que el principal riesgo es la salud y los efectos que causan los productos en cuestión. “La comercialización de bebidas falsas, principalmente tóxicas y no aptas para el consumo humano, constituye una amenaza de salud pública que pone en riesgo la vida de miles de personas”, sostuvo la organización, en respuesta a preguntas formuladas por este diario.

Dijo que se deben tomar las acciones que sean necesarias para proteger la reputación de la industria nacional de ron, ya que esto atenta en contra de miles de empleos, recaudaciones fiscales, inversiones empresariales y una industria centenaria reconocida a nivel mundial.

“Es una práctica que pone en juego la supervivencia de la industria formal, que tanto esfuerzo y tiempo le ha tomado para consolidarse como un referente mundial en el mercado de rones de calidad, constituyéndose como una marca país para República Dominicana”, sostuvo.

¿Podría ese tema de la elaboración informal de bebidas tóxicas, que han resultado ser cualquier cosa, menos ron, afectar -de paso- al turismo dominicano? preguntó elCaribe.

“Si el tema se sale de control sí puede afectar, aunque por el momento no parece ser el caso dentro de las instalaciones hoteleras, donde no se ha reportado ningún caso de este tipo de producto tóxico”, fue la respuesta de Adopron.

Sin embargo, mediante la Resolución DJ-0010/2021, el Ministerio de Turismo prohibió la venta, expendio, distribución y consumo de bebidas alcohólicas a los turistas que realicen excursiones y paseos, así como la venta y expendio ambulante de bebidas alcohólicas en las playas dominicanas. Según Asociación Dominicana de Productores de Ron, ese tipo de medidas podría afectar la calificación que suelen dar los visitantes con respecto a los servicios recibidos durante su estancia en el país, al igual que la motivación de elegir el país como destino turístico. “Lo importante ahora mismo es controlar la situación para evitar muertes y eliminar el expendio de estas sustancias adulteradas”, aconsejó.

Adopron no tiene un cálculo, ni siquiera una estimación sobre el volumen de sustancias adulteradas que se está moviendo en el país. Por ser una actividad ilegal, las propias autoridades del Gobierno tampoco tienen números certeros. Y no los tienen porque reunirlos no resulta una tarea fácil.

Pero lo cierto es que, según un corte al miércoles 5 de mayo de 2021 de la Dirección General de Epidemiología (Digepi), el consumo de bebidas alcohólicas adulteradas, que han sido ofertadas como ron o whisky, ha matado a 143 personas y ha intoxicado a 393; cifra que podría elevarse si no se pone freno definitivo al ilícito. El 90 % de las muertes han sido provocadas por sustancias comercializadas como rones.

Producción local versus importada

La mayor parte del ron que se consume en el país es fabricado localmente. El consumo de ron importado es mínimo en comparación con la producción local, indican los datos de las industrias formales. Entre un 70% y 80% de las exportaciones dominicanas de bebidas alcohólicas corresponden a la categoría de ron.

Además del sistema de control y trazabilidad fiscal para bebidas alcohólicas y cigarrillos que se implementa y el desmantelamiento de fábricas clandestinas de alcohol, son varias las medidas que se pueden tomar para enfrentar el delito en el sector de ron en suelo dominicano.

Las medidas que sugiere la Adopron son: Aumentar el fortalecimiento de controles en la comercialización, producción e importación de todos los tipos de alcoholes (incluyendo los usados en otras industrias) y bebidas alcohólicas, independientemente del régimen fiscal en que operen (turismo, zona franca, admisión temporal). Realizar análisis y seguimiento en el surgimiento de nuevas marcas y actores del sector y promover un régimen de consecuencias que desincentive el ilícito (casos judicializados).

Aconseja implementar los Sistemas de Control Fiscal y de Trazabilidad en las Destilerías y Licorerías a todos los actores de la industria de bebidas alcohólicas, sin discriminación, y contar con equipos técnicos capacitados en ilícito, en la capacidad de detectar defraudaciones de esquemas sofisticados. Otro pedido que hace la Adopron es que se apruebe el Reglamento Técnico del Ron, el Reglamento de Aplicación de la Ley sobre la Erradicación del Comercio Ilícito, Contrabando y Falsificación de Productos Regulados, número 17-19, y que se aplique la certificación de Denominación de Origen del Ron Dominicano.

Mirada a datos oficiales de Impuestos Internos

De acuerdo con números de la DGII, en 2020, cuando la pandemia por covid-19 golpeó con más fuerza al país (que incluso estuvo cerrado varios meses), el consumo de cervezas se redujo (la cantidad de alcohol contenido en el volumen de cerveza vendida fue de 16.9 millones de litros, para una baja del 13.3 %), mientras que se elevó en los dominicanos el consumo de ron y se suplicó la demanda de whisky.

En definitiva, la pandemia no parece haber limitado el consumo de ron el pasado año, que de acuerdo con informes de ventas, la cantidad de alcohol contenido en esos productos se incrementó en 9.8 %, para un total de 10.1 millones de litros, mientras que en 2019 el reporte fue de 9.2 millones.

Los recaudos de la Dirección General de Impuestos Internos por concepto del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) de bebidas alcohólicas se incrementó en 6.2 % el pasado año 2020.

En España…
Las principales marcas de la Adopron tienen la posición de liderazgo, como “Marca-País”, en el segmento de rones.

En el año 2016
43 % de las ventas externas de ron dominicano iba a España, seguido de EE.UU, Haití, Chile e Italia, entre otros.

- Publicidad -

Más popular