Invasión Rusa: “Todo está en llamas”, afirma un gobernador ucraniano

La invasión rusa ha causado alarma sobre el suministro de alimentos de Ucrania al mundo y sobre el suministro del gas

Los ataques rusos crearon el martes una cortina de fuego en varias zonas del este de Ucrania, donde los focos de resistencia están privando a Moscú del control militar total de la región, casi cuatro meses después de que el Kremlin desencadenara una invasión. “Hoy, todo lo que puede arder está en llamas”, dijo Serhiy Haidai, gobernador de la región de Luhansk, en el este de Ucrania.

La invasión rusa ha causado alarma sobre el suministro de alimentos de Ucrania al mundo y sobre el suministro del gas de Rusia, además de plantear dudas sobre la seguridad en Europa Occidental.

Ruinas de edificios afectados por los bombardeos de las fuerzas rusas en Jarkiv, Ucrania. EFE

El ejército ruso controla actualmente alrededor del 95% de la región de Luhansk. Moscú ha pasado apuros durante semanas para poder capturarla por completo, a pesar de haber desplegado más tropas y poseer una enorme ventaja en activos militares. En la ciudad de Sievierodonetsk, el centro de los combates, los defensores ucranianos retienen la planta química de Azot, en los suburbios industriales.

Cerca de 500 civiles se refugiaron en la planta y Haidai dijo que las fuerzas rusas están convirtiendo el área en “ruinas”. “Es una auténtica catástrofe”, aseveró Haidai a la AP en comentarios escritos acerca de la planta.

“Nuestras posiciones están siendo atacadas con obuses, lanzacohetes múltiples, artillería de gran calibre y misiles”.

Le invitamos a leer: Rusia ha usado más de 210 tipos de armas prohibidas

Más popular