Irán advierte a EEUU de que entrar en guerra supondría el “colapso” de Israel

El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí, aseguró hoy que Estados Unidos no quiere entrar en guerra con Irán porque sabe que esto expondría a Israel a “una amenaza a gran escala y a un colapso irreversible”.

Salamí, en declaraciones a la televisión estatal, advirtió de que un conflicto no quedaría confinado a las fronteras de Irán sino que supondría “un estallido de la guerra, fuego y peligro en todas partes”.

“Estoy seguro de que los sionistas y los aliados regionales (de EEUU, como por ejemplo Arabia Saudí) no tienen interés en la guerra porque saben que la escala geográfica de esa guerra sería expansiva”, aseveró.

El comandante del cuerpo militar de élite iraní insistió en que esos países “alentaron” en el pasado a EEUU a librar una guerra contra Irán pero luego se dieron cuenta de que esta “amenazaría sus sistemas políticos”, por lo que -agregó- “guardaron silencio”.

“El enemigo (EEUU) es muy consciente de que cualquier nueva guerra puede exponer al régimen sionista (Israel) a una amenaza a gran escala y a un colapso irreversible”, subrayó Salamí, destacando la influencia iraní en Siria, el Líbano y Palestina.

Irán respalda al régimen sirio y a los grupos libanés Hizbulá y palestino Hamás, que forman el llamado “Eje de Resistencia” frente a Israel.

La tensión entre Teherán y Washington ha escalado desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera en mayo de 2018 retirar a su país del acuerdo nuclear con Irán y volver a imponer sanciones.

EEUU ha aumentado, asimismo, su despliegue militar en el golfo Pérsico, donde se han producido en los últimos meses ataques a petroleros y buques cisterna de los que Washington ha responsabilizado a Teherán.

Las autoridades iraníes han rechazado su implicaciones en estos incidentes pero sí reconocieron el derribo en junio pasado de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo, lo que Washington niega.

Además, EEUU designó en abril pasado grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria, e Irán adoptó una medida recíproca con las tropas estadounidenses desplegadas en Oriente Medio.