29.3 C
Santo Domingo
jueves, julio 29, 2021

Juan Soto señala que es “cómo se termina”

Juan Soto fue el líder bate de la Liga Nacional en la pasada campaña con Washington.
El patrullero de los Nacionales no se desespera por su lento inicio. Dice que hará los ajustes para poner sus números

Juan Soto es el primero en reconocer que no marcha al ritmo deseado ni proyectado. Dicho eso, el patrullero dominicano prefiere mirar hacia lo que queda de la serie regular de la campaña para poner los números que sabe puede registrar.

“No es cómo se comienza, es cómo se termine”, dijo a elCaribe el talentoso jugador de los Nacionales de Washington. “Vamos pa´encima”, agregó con una expresión muy característica en él.

Soto, de 22 años de edad, fue el líder bate de la Liga Nacional en 2020 con un promedio de .351, en una temporada recortada por la pandemia del COVID-19. Por igual dominó en los porcentajes de embasarse (.490), de slugging (.695) y en OPS (1.185).

En esta campaña, batea para .276, con un porcentaje de embasarse de .406 y uno de slugging de .432. Lleva ocho jonrones en 199 turnos. En la pasada estación sacudió 13 en 154 turnos. Su cifra tope es 34 en 2019, cuando participó en150 partidos con 542 visitas oficiales a la goma.

“En 2019 hubo una baja así ¿y cómo terminamos? Al máximo nivel. Yo no estoy preocupado. Nosotros vamos ahí, paso a paso, tranquilos, día tras día y ya veremos”, indicó Soto Pacheco, quien reconoció que durante los partidos recibe uno o dos lanzamientos buenos para batear. “El margen es menor. Cada quien hace sus ajustes y por juego es uno o dos picheos buenos que veo. No más de ahí. Muchas veces me mandan para primera con la base (por bola intencional), como me dice Freddy Freeman (primera base de Atlanta), que vaya para primera”, relató Soto en la entrevista de Tampa realizada recientemente por la red social Instagram.

Además, no se le debe restar méritos a los serpentineros. “Ellos hacen su trabajo, hacen sus ajustes y dan lo mejor en cada juego. Cuando hay buen picheo nadie batea. Uno aprovecha los errores de los lanzadores. Así que crédito a ellos y yo lo que debo es seguir con mi plan de trabajo para tratar de obtener mejores resultados”, dijo.

Soto tiene 44 bases por bolas y 37 ponches, una buena señal de manejo de la zona de strike. Lo que necesita son otros ajustes que entiende pronto darán sus frutos. “Me siento mejor ya bateando para la banda contraria. Todo es un proceso, como dije no gano nada con desesperarme. Es seguir apegado al plan, a mi rutin”, añadió.

- Publicidad -

Más popular