29.3 C
Santo Domingo
domingo, junio 20, 2021

La Casa Blanca confirmó que está “revisando las políticas del gobierno de Trump” sobre Cuba

El gobierno de Joe Biden va a revisar las políticas impuestas por Donald Trump en relación a Cuba, indicó este jueves la portavoz de la Casa Blanca, aclarando que por el momento no hay ningún anuncio.

“Nuestra política sobre Cuba va a estar comandada por dos principios: el primero es el apoyo a la democracia y los derechos humanos, que va a ser el eje, y el segundo es que los estadounidenses de origen cubano son los mejores embajadores de la libertad en Cuba”, dijo la secretaria de Prensa Jen Psaki.

La funcionaria realizó la declaración al responder a una pregunta sobre la posibilidad de que la nueva administración desmantele algunas de las políticas de sanciones impuestas por la administración Trump, que a su vez revirtió la apertura con la isla lanzada por el mandatario Barack Obama cuando Biden era vicepresidente.

“Estamos revisando las políticas del gobierno de Trump en varios temas de seguridad nacional para asegurarnos que nuestra visión se ajusta a eso. Vamos a marcar nuestro propio camino”, indicó Psaki, quien, más allá de ello, afirmó que aún no hay nada concreto que anunciar.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel (EFE/Yander Zamora/Archivo)El presidente cubano Miguel Díaz-Canel (EFE/Yander Zamora/Archivo)

Cuba -que está bajo un embargo estadounidense desde 1962- estuvo durante el gobierno de Trump en el extremo receptor una cascada de sanciones orientadas a impactar la finanzas del régimen en la isla.

Esta batería progresiva, que afectó al sector del turismo, los transportes y las divisas culminó días antes del final del gobierno de Trump con la calificación de Cuba como un “patrocinador del terrorismo”, una categoría de la cual el país había sido retirado en 2015.

Según La Habana, el endurecimiento de las sanciones impuestas bajo el gobierno de Trump causó pérdidas por 20.000 millones de dólares a la isla.

Entre las medidas lanzadas por Trump estuvo la prohibición de que los cruceros estadounidenses pudieran detener en Cuba, sanciones a empresas estatales y dirigentes cubanos, la obstaculización al envío de remesas y su limitación, y el castigo a empresas extranjeras con negocios en el país.

Durante la campaña, Biden -un moderado en el Partido Demócrata- afirmó que se necesita una “nueva política en torno a Cuba”, y dijo que la isla “no está más cerca de la libertad y la democracia que hace cuatro años”.

En su mandato presidencial, Obama realizó una histórica visita a la isla y cimentó las bases para aumentar el comercio y los viajes entre los dos países de manera progresiva, pero no está del todo claro si Joe Biden iniciará un nuevo deshielo con el régimen castrista.

FOTO DE ARCHIVO: El presidente Barack Obama en una ceremonia de colocación de una corona de flores en el monumento a José Martí en la Plaza de la Revolución el 21 de marzo de 2016 en La Habana, Cuba (Foto de Joe Raedle/Getty Images)
- Publicidad -

Más popular