29.3 C
Santo Domingo
lunes, julio 26, 2021

“La Duarte”: meca de buhoneros, caos y estrés

La Duarte se distingue por los largos taponamientos y “bocinazos”. Danny Polanco
Las gestiones municipales no han cumplido con la promesa de resolver la anarquía que impera en la Duarte

Eran las 10:00 de la mañana en un día común en la avenida Duarte con París y ya había tapones. Las aceras de las calles aledañas estaban llenas de buhoneros y los compradores caminaban entre los vehículos, con grandes y pequeñas compras en los brazos.

Para muchos, pensar atravesar la referida vía hasta de forma transitoria representa un dolor de cabeza, por las situaciones violentas a las que tienen que enfrentarse.

Desde la forma imprudente y anárquica como manejan los choferes de transporte público de pasajeros y conductores privados, los transeúntes que se tiran de forma repentina a las calles ante la ausencia de aceras, por estar ocupadas por vendedores, los taponamientos provocados por la descarga de mercancía de las tiendas, la inseguridad que hay en la zona, entre otros.

Muchos de los que por ahí trabajan se observan en calma y acostumbrados a la manera desesperada y recurrente en que los innumerables carros y autobuses dedicados al “concho” tocan sus bocinas, para despejar los largos taponamientos o para incitar que algún peatón agilice el paso al cruzar la calle o para hacer el tránsito “fluir”.

Sin embargo, la referida acción agudiza el escenario de caos que impera en el lugar.

Acción común

Mientras que en la calle una acción común es que algunos ciudadanos acompañados de niños pequeños cruzaban la avenida esquivando los automóviles, con la confianza de que al cruzar los conductores se detendrían justo en ese momento, poniendo en riesgo sus vidas.

Durante un recorrido por la avenida Duarte con París se observó por un lado, en una esquina junto a una parada de “motoconcho”, a miembros de alguna congregación cristiana vociferar prédicas referentes a su creencia.

Mientras que por otro lado, vendedores ambulantes se paseaban con sus mercancías entre la multitud vociferando y contribuyendo al ambiente de “mercado” que desaliña aún más el lugar.

Los vendedores que allí se colocan en improvisados puestos de venta provienen de diferentes partes del país.

Asimismo, se constató con que muchos de los buhoneros y demás vendedores que se colocan en esos puntos son extranjeros provenientes de Haití y Venezuela.

Gestiones municipales prometen y no cumplen

A través de las décadas las gestiones municipales del Distrito Nacional han prometido un sinnúmero de soluciones al escenario caótico y arrabalizado que abunda en la referida intersección, así como en el José Martí. Empero, ningún plan se ha materializado y el problema se hizo mayúsculo a espera de una solución.

Algunos funcionarios municipales han puesto como excusa que el ambiente que se vive día a día en la Duarte, no es un conflicto que debe resolver única y exclusivamente las alcaldías, sino el Gobierno Central por entrar en juego un tema migratorio, de transporte y empresarial.

De manera reciente la alcaldesa del Distrito Nacional, Carolina Mejía, anunció un “plan para reordenar” la avenida Duarte con París, pero no se dieron detalles cuándo iniciaría el proyecto ni cómo.

La basura sigue siendo un problema

Al ambiente arrabalizado que desaliña la avenida Duarte con París, se suma la gran cantidad de basura que los comerciantes y peatones dejan en la referida vía, conocida por la gran cantidad de tiendas que abundan en la zona.

Algunos de los comerciantes explicaron a elCaribe que los camiones recogedores de basura pasan de forma frecuente, pero algunos ciudadanos y vendedores ambulantes arrojan nuevos desechos tras ser recogidos.

Carlos Rojas, asistente de venta de una tienda de accesorios de las inmediaciones, dijo que se han creado algunos puntos formales para que los buhoneros lleven la basura que puedan producir al desempacar cualquier mercancía y para suministrar la recogida.

“Todos sabemos donde llevar la basura que se produce durante el día. Hay zonas permitidas para ponerlas. Pero muchos no saben que esos lugar ya están establecidos y la tiran donde más limpio esté”, comentó Rojas.

- Publicidad -

Más popular