29.3 C
Santo Domingo
jueves, mayo 6, 2021

LOS NUEVOS HÁBITOS, ¿UNA OPORTUNIDAD PARA LAS MARCAS?

Los nuevos hábitos de comportamiento del consumidor a raíz de la situación generada por la expansión del COVID-19 están suponiendo, a su vez, una oportunidad para las marcas que saben afrontar el cambio, y que están cambiando también la forma en que se comunican con sus consumidores.

Al menos así lo asegura un reciente análisis realizado por IRI, compañía especializada en big data y analíticas predictivas, que explica cómo algunos de los hábitos de consumo que están emergiendo rápidamente —incremento en las ventas de productos de alimentación y limpieza, canal online, supermercados de conveniencia y proximidad aumento del pago con tarjeta, mayor consumo de comida elaborada en casa…— no solo han derivado en cambios en el consumo de productos, sino también de la forma en la cual las marcas se comunican con sus consumidores. Además, el consumo de medios también ha aumentado y el volumen de contenido social se ha deparado.

Oportunidades para las marcas

Y en este contexto, los expertos de esta compañía ofrecen algunas recomendaciones a las marcas para ayudarles a afrontar el cambio con éxito.

Buscar oportunidades para invertir en medios. Estudios realizados en diferentes industrias en momentos de recesiones económicas indican la importancia de seguir haciendo publicidad, ya que han demostrado beneficios a corto y largo plazo. Además, las empresas de gran consumo, en particular, tienen la oportunidad de beneficiarse de precios más bajos en los medios de comunicación debido, en gran medida, a la disminución de la demanda de los anunciantes cuyos productos no están disponibles actualmente (por ejemplo, viajes, ocio…)

Conectar de forma más cercana con los consumidores. Los consumidores quieren información personalizada que les ayude a tomar decisiones. Por ello, es importante como marca mostrarse cercano y comprensivo con los consumidores. Además, ante las nuevas y cambiantes perspectivas, analizando los datos de compra de los diferentes perfiles, entenderemos cómo se han transformado los comportamientos de compra y uso y qué productos, promociones e información serán más útiles para incrementar la fidelidad del consumidor en el futuro.

Adaptar el mensaje. Los mejores mensajes son significativos para los consumidores, relevantes para el propósito de la marca y mejorados por el contexto de los medios de comunicación. Por ello, recomiendan evaluar el mensaje para determinar si en estas circunstancias es significativo para los consumidores, así como utilizar el propósito de la marca para incentivar a los compradores a vivir nuevas experiencias de compra y uso.

Optimizar los medios. Se trata de aplicar una optimización continua para hacer la mejor inversión en los medios de comunicación. Es importante tener en cuenta que lo que ha funcionado recientemente puede que ya hoy no funcione y que lo que funciona hoy puede volver a diferir en un futuro no muy lejano. Las decisiones de los consumidores cambian en base a la disponibilidad de la marca y según las condiciones de salud de los compradores. Se crean nuevos ciclos de compra a medida que los consumidores adquieren mayores cantidades de productos. Ser proactivo es especialmente importante en el entorno dinámico de hoy en día, así como desarrollar un proceso de optimización que funcione para el negocio basado en el mix de medios.

Aprovechar la medición de medios. Se trata de aprovechar la medición de los medios para saber lo que funciona y lo que no, asegurándonos de que la medición separa a los compradores que se están abasteciendo en gran medida y obteniendo una lectura de cómo los compradores más tradicionales están respondiendo en situaciones en las que nuestros productos están disponibles.

 

- Publicidad -

Más popular