Los ‘smartphones’ más difíciles de reparar en 2019, según los expertos

Tras varias clasificaciones sobre el rendimiento de los nuevos ‘smartphones’ con arreglo a sus cámaras, procesadores o audio, ahora el portal tecnológico iFixit ha elaborado su particular ‘ranking’: estos son los modelos de teléfonos inteligentes más difíciles de reparar.

Los especialistas del portal han evaluado los dispositivos concediendo una puntuación de entre cero y diez. Diez es el máximo de dificultad para reparar.

Pixel 3a y Pixel 3a XL

Google Pixel 3a / JUSTIN SULLIVAN / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

Reparabilidad: 6

Pese a que la mayoría de los componentes son modulares y se pueden reemplazar fácilmente, los innumerables cables largos y delgados que conectan los componentes internos impiden el acceso y se pueden romper con facilidad.

Huawei Mate 20 X 5G

Huawei Mate 20 X 5G / Thomas Peter / Reuters

Reparabilidad: 4

Los cristales delanteros y traseros pegados representan un mayor riesgo de rotura, a la vez que dificultan la puesta en marcha de todas las reparaciones. Las reparaciones de la pantalla requerirán un desmontaje casi completo.

Samsung Galaxy S10

Reparabilidad: 3

El reemplazo de la batería “es innecesariamente difícil”.

El vidrio pegado en la parte frontal y trasera significa que hay un riesgo más grande de ruptura y hace que las reparaciones sean difíciles.

Samsung Galaxy Fold

Samsung Galaxy Fold / Stephen Nellis / Reuters

Reparabilidad: 2

Es probable que la mecánica involucrada en el pliegue se desgaste con el tiempo, causando estrés a las bisagras y la pantalla, lo que requerirá un reemplazo eventual.

La falta de protección y la fragilidad de la pantalla principal significan que casi con seguridad se tendrá que reemplazar la pantalla en poco tiempo.

Los reemplazos de la batería son posibles, pero son técnicamente difíciles.