26.1 C
Santo Domingo
sábado, julio 31, 2021

Luis Abinader comprometido con la transformación de RD

Luis Abinader asume la Presidencia de la República el domingo 16 de agosto.
Tiene como principales retos enfrentar la crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus, relanzar la economía y salvar el año escolar
A partir del próximo 16 de agosto República Dominicana tendrá como presidente al economista y empresario Luis Rodolfo Abinader Corona, quien nació el 12 de julio de 1967, fruto de la unión entre José Rafael Abinader Wassaf, de origen libanés, y quien fue vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y rector de la Universidad Dominicana O&M, y de Rosa Sula Corona Caba, de origen canario y oriunda de La Vega.
Este político es nieto de José S. Abinader, inmigrante libanés llegado a la nación caribeña desde Baskinta en 1898, y de Esther Wassaf, nacida en Montecristi de padres libaneses.
Abinader es presidente del Grupo ABICOR, donde es encargado de desarrollar y operar en el país proyectos turísticos. Ese grupo familiar también puso en marcha el proyecto empresarial de lo que es hoy la empresa Cementos Santo Domingo, de la cual es vicepresidente.
Realizó sus estudios secundarios en el Colegio Loyola y obtuvo la licenciatura en Economía en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec). Asimismo, llevó a cabo estudios en postgrado en  Gerencia de Proyectos en el Instituto Arthur D. Little de Cambridge, Massachusetts.
También se formó en Finanzas Corporativas e Ingeniería Financiera en la Universidad de Harvard y de Gerencia Avanzada en Dartmouth College en Nuevo Hampshire.
Este político, que fue electo vicepresidente del PRD en la Convención Nacional del año 2005, ha sido presidente de la Asociación de Hoteles de Sosúa y Cabarete y es miembro del Consejo de Directores de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores).  Es miembro del Consejo de Directores de la Fundación Universitaria O&M.
En el 2005 también fue candidato a senador por la provincia de Santo Domingo.
Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), obtuvo la victoria el pasado cinco de julio frente al exministro de Obras Públicas y Comunicaciones de la Administración saliente, Gonzalo Castillo, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
El presidente electo fue candidato a la vicepresidencia de la República Dominicana en las elecciones de mayo de 2012 por el PRD, que se dividió tras la crisis derivada de esos comicios, y una de sus fracciones se convirtió en el PRM.
Abinader fue elegido candidato presidencial en la convención la XVII Convención Ana María Acevedo, obteniendo el 70.24 por ciento de un total de 315 mil 082 votos válidos emitidos
Para las elecciones generales de 2016, obtuvo un 34.98% en alianza con el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Dominicanos por el Cambio, Frente Amplio y el Partido Humanista Dominicano.
Abinader está casado con Raquel Arbaje, hija del empresario Elías Arbaje Farah y de Margarita Soni. Es padre de tres hijas: Esther Patricia, Graciela Lucía y Adriana Margarita.
Sus prioridades inmediata
Desde antes de ganar los comicios del mes pasado, Abinader había señalado que de llegar al poder las primeras acciones que tomaría estarían dirigidas a enfrentar la crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus.
En ese entonces dijo que implementará el Plan Estratégico de Salud a nivel general contra el Covid-19. Ese plan principalmente buscará aumentar las pruebas PCR, ampliar la capacidad hospitalaria en temas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y aumentar también la capacidad en camas de cuidados intensivos de manera específica en Santiago y el Gran Santo Domingo, así como otras provincias donde hay mayores contagios.
Y aseguró que durante su gestión aspira a crear 600 mil empleos formales, para reducir la tasa de desempleo y a revertir la informalidad en el mercado de trabajo.
Además, que en los primeros 100 días de su gobierno iniciará el desarrollo de un Sistema Nacional de Movilidad y Transporte, el cual reducirá el gasto de transporte de los ciudadanos.
Abinader ha definido cinco grandes compromisos iníciales del próximo gobierno para levantar la producción agropecuaria nacional y dignificar las condiciones de vida de los hombres y las mujeres del campo.
El líder opositor dijo que el campo dominicano tendrá en una gestión suya un trato preferencial para asegurar las facilidades financieras, el acceso a las mejores tecnologías de la producción, garantía de rentabilidad y una agresiva gestión para colocar la producción del país en los principales mercados del mundo.

La lista de prioridades identificadas por Abinader para levantar el campo dominicano es encabezada por un plan del intervención de todo el sistema de riego nacional que incluye la construcción de 6 represas, reparación y reconstrucción de los contra embalses necesarios, rehabilitación de la red nacional de canales y eficientización del uso del agua mediante sistemas de riego por goteo, microaspersores, construcción de lagunas y nivelación de suelos, con una inversión inicial en los primeros 6 meses de unos 4 mil millones de pesos.

Promete una gestión transformadora

Abinader ha asegurado que llevará a cabo el “Gobierno del Cambio”, que según explica aspira a una sociedad basada en el poder ciudadano y sostenida en un marco de derechos, solidaria, democrática y participativa, que transforme el modelo productivo y potencie la innovación tecnológica y organizacional. El enfoque del desarrollo que pretenden defender, según afirmó el líder político, se propone hacer el proceso de crecimiento una realidad social, económica e institucional incluyente, que propicie la igualdad de oportunidades en la ciudadanía. Abinader procura crear un Estado “moderno, eficiente y eficaz, capaz de responder a los desafíos de la seguridad ciudadana, del sector eléctrico y a los déficits de los servicios públicos, cumpliendo con las nuevas demandas que impone una política exterior soberana en un mundo globalizado”. En su discurso de victoria dijo que va a gobernar para todos los dominicanos y celebró que el país diera un “firme paso de avance hacia su democratización, institucionalidad y desarrollo”. También afirmó estar convencido de que su partido enfrentará los desafíos “más difíciles” de la historia del país.

- Publicidad -

Más popular