29.3 C
Santo Domingo
sábado, julio 24, 2021

Madrid renace tras meses de cierre por COVID-19

Las plazas han vuelto a estar llenas de persona.
Gobierno decidió relajar ciertas medidas, como el uso obligatorio de mascarilla en lugares públicos

Madrid.- La capital española, lo más parecido a un territorio caribeño en Europa, ha renacido luego de meses de fuertes restricciones por el coronavirus que incluyeron el cierre total de la vida fluida de la gran urbe.

Luego de lograr el control del virus y atenuar sus efectos en un principio devastadores, el Gobierno del socialista Pedro Sánchez decidió a partir de este sábado 26 de junio relajar ciertas medidas, como el uso obligatorio de mascarilla en lugares públicos.

No obstante, la protección de boca y nariz sigue siendo obligatoria en los sitios cerrados, así como el distanciamiento físico, el uso de gel y el lavado de manos.

Estas medidas siguen vigentes en bares, restaurantes, tapas y cafés, lugares donde los madrileños pasan una gran parte de su vida social, reuniones de amigos, tratos personales y hasta cierres de negocios.

Son obligatorias, asimismo, en el transporte público como el Metro, trenes entre ciudades, autobuses y el enjambre de taxis que nubla las vías madrileñas a cualquier hora del día, compuesto por vehículos libres y pertenecientes a varias aplicaciones de Internet que le hacen competencia a la pionera Uber.

A pesar del retiro voluntario de la mascarilla en calles y plazas abiertas, los ciudadanos las mantienen por su propia necesidad de protegerse de un virus que está lejos de desaparecer.

Con una población importante que ha recibido dos dosis de la vacuna de la farmacéutica Pfizer, el país está bastante lejos de inmunizar a todos sus habitantes, muchos de los cuales sólo han recibido la aplicación de una inyección y millones más no han recibido ninguna.

Esto aumenta la desconfianza y se puede notar en las calles que la población continúa utilizando la mascarilla, así como el aplicado de gel a la entrada de los espacios cerrados que incluyen tiendas, supermercados y lobby de hoteles.

Los emblemáticos lugares de aglomeraciones impresionantes en tiempos normales, han recobrado vida luego de ser aligeradas las medidas de seguridad sanitarias.

Es así como luego del sábado volvieron a hervir de muchedumbres alegres las plazas Puerta del Sol, España, Mayor, Santa Ana, Colón y Callao, entre otras que han sido testigos centenarios de vibrantes escenas de arte, espectáculos y concentraciones políticas impresionantes.

Igualmente, tomaron un ligero esplendor la famosa Gran Vía, Paseo de la Castellana y otras arterias comerciales cuya vida de negocios floreció con las primeras rebajas de verano que pueden significar hasta un 70 por ciento de ahorro en la adquisición de determinados artículos, especialmente prendas de vestir y calzados.

Puerta del Sol

Además de eventos artísticos y encuentros sociales, esta arteria recuerda a los madrileños las permanentes concentraciones del movimiento de “Los indignados”, aquella ebullición político-social que empezó allí y se extendió por toda España como una mancha de aceite de oliva, dado su color verde.

Fue escenario del nacimiento del partido Podemos, encabezado por Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y muchos jóvenes que procedían de las aulas de la Universidad Complutense.

Una formación política que en su primera experiencia electoral obtuvo 63 escaños para el Congreso de los Diputados, la tercera fuera por detrás de los tradicionales Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Partido Popular (PP), los que más tiempo han dirigido el país ibérico en democracia tras la muerte del dictador Francisco Franco en 1975.

Aunque Podemos ha venido de más a menos y se dividió dando como resultado el nacimiento de Más País, dirigido por Errejón, su nacimiento está íntimamente relacionado con Plaza del Sol.

El Gobierno ha relajado medidas luego de la baja en los contagios.

Baila en la calle…

Para los madrileños y otros españoles de regiones, el relajamiento de las medidas sanitarias les ha venido como anillo al dedo, al producirse justo al inicio del verano, cuya principal manifestación fue la salida masiva a las calles.

Fue como un grito de salida luego de un brutal encierro, ha comentado el Radhamés Encarnación Montero, un dominicano que lleva 16 años asentado en Madrid y conoce cada rincón de la milenaria ciudad.

Aunque posee su vehículo (coche en España), domina por igual las rutas del Metro y de los autobuses y es una excelente compañía para visitante con poco conocimiento de una ciudad donde para esta época del año el Sol se pone a las 10:00 de la noche y antes de la pandemia era lo más parecido a Nueva York en Europa: nunca dormía.

- Publicidad -

Más popular