Más de 50% de pacientes en terapia intensiva en peligro de trombosis

Más de la parte de las personas que ingresan a cuidados intensivos en México tienen peligro de padecer una enfermedad tromboembólica adecuado a la yerro de una correcta profilaxis para detectar ese peligro, alertó un experto.

“Desafortunadamente, solo 40 % de los pacientes que ingresan en un hospital tienen un buen manejo de su profilaxis”, dijo a Efe el doctor Ricardo Martínez Zubieta.

El experto señaló que la trombosis es una enfermedad sumamente mortal, ya que en las primeras dos horas a partir de los primeros síntomas si el paciente no es tratado puede sufrir un infarto cardíaco, cerebral o embolia pulmonar.

En el situación del Día Mundial de la Trombosis que se celebra el 13 de octubre, señaló que, en el mundo, una de cada cuatro personas muere por causas relacionadas con este padecimiento, lo que la convierte en la principal causa de homicidio y discapacidad a nivel mundial.

El director médico del Hospital Castellano de México señaló que la trombosis se presenta cuando se forman coágulos en las arterias o venas, y si eso se presenta en el corazón o cerebro, puede devenir un infarto en cualquiera de estos órganos.

Y es que en todos los casos los coágulos que se desprenden detienen el flujo sanguino a órganos vitales.

La trombosis puede ocurrir a cualquier época y en cualquier momento y se estima que aproximadamente 60 % de los casos ocurren durante la hospitalización o interiormente de los 90 días posteriores a ella, lo que convierte a la enfermedad en la principal causa evitable de homicidio en los hospitales.

Martínez Zubieta resaltó que si en los nosocomios se hicieran las “cosas correctamente, quizá no habría tantas muertes”.

Explicó que cuando un enfermo ingresa al hospital, se deberían aplicar algunas medidas como hacer una escalera de peligro, la cual da un panorama a los doctores sobre si el paciente tiene poco o elevado peligro de padecer una trombosis.

“Sin confiscación, en los hospitales del país muchas veces no se hace esa escalera, ni siquiera la evaluación de hemorragia, por lo que es como ir a ciegas”, lamentó.

El asimismo miembro del Comité Sabio de la Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia (SOMETH) aseveró que, en muchas ocasiones, esto sucede porque los médicos desconocen esta escalera y otros tienen temor de dar medicamentos para la trombosis adecuado a que el paciente pueda desangrarse.

El perito dijo que es necesario hacer conciencia al respecto de esta enfermedad y es por ello que organizaciones como SOMETH promueven acciones para que no tanto profesionales de la vitalidad, como pacientes, hagan conciencia respecto a esta enfermedad.

“Debemos enseñar a los especialistas que es indispensable la evaluación de peligro y a los pacientes que deben exigir que se les haga el procedimiento cuando vayan a tener un cirugía”, manifestó.

Del mismo modo, dijo, el objetivo es sujetar el número de casos no diagnosticados, aumentar la prevención basada en evidencia y fomentar que los sistemas sanitarios garanticen las mejores prácticas para la prevención, dictamen y tratamiento.

Señaló que aunque generalmente es una enfermedad que no presenta síntomas, las personas deben estar atentas a cualquier dolor en las piernas, hinchazón y al aumento de la temperatura en el caso de la trombosis venosa.

En los casos de trombosis pulmonar, los síntomas más comunes son la dificultad para respirar, dolor en el pecho y tos.

Mientras que en la trombosis cerebral, el adormecimiento de la cara, miembro, pierna, confusión, o dificultad para ver son los síntomas; y en la coronaria, el principal señal es dolor en el pecho.

“Lo más importante es ir de inmediato al médico para evitar complicaciones”, concluyó.