Más de 600 personas han visitado el buque Plastic Odyssey durante estaría en el país

Más de 600 personas han visitado al Buque Plastic Odyssey durante la estadía de la embarcación en República Dominicana en el mes de septiembre. La visita a territorio dominicano se realiza con el objetivo de presentar al país iniciativas para reciclar residuos plásticos, además de incentivar prácticas para reducir el consumo de estos materiales de un solo uso. 

De acuerdo a la Embajada de Francia en el país, la cifra de visitantes a la nave incluye la presencia de 200 niños que pudieron observar un laboratorio instalado dentro del buque, una antigua embarcación empleada para la investigación oceanográfica, que ha sido renovada y equipada con tecnologías accesibles para la transformación de residuos en materiales de construcción, biocombustibles o cualquier otro recurso que requiera un país.  

"El laboratorio es una muestra de lo que ellos han implementado en países como Senegal: una mini fábrica para esos emprendedores que ven el plástico como una oportunidad de negocio", manifestó Luis Rosario, jefe del Gabinete del Ministerio de Medio Ambiente, entidad que en el país respalda la iniciativa junto al Fideicomiso DO Sostenible y la Embajada de Francia en República Dominicana. 

Simon Bernard, presidente y cofundador de Plastic Odyssey, resaltó durante una visita a Diario Libre que República Dominicana constituye el primer éxito notable que tiene la iniciativa tras visitar 10 de los 30 países en donde prevén hacer escalas para presentar el proyecto. 

"Normalmente tenemos 30 emprendedores que vienen al barco para ser formados, aquí hemos tenido 270 interesados", sostuvo Bernard, en referencia a un masterclass realizado a mediados del mes.  

Limpiar el océano

Simon Bernard ha desarrollado proyectos para la reducción de CO2 de los barcos y la economía circular, además de una investigación sobre los mitos y verdades de los plásticos

Consultado sobre los resultados de ese estudio, Bernard indicó: "encontramos que hay mucho plástico en los océanos, pero no se ve, lo que se ve en la superficie es una ínfima parte de lo que está en el fondo. Hay mucho menos plástico en la superficie del océano, cerca del 1%". Agregó que los científicos no saben exactamente dónde está el plástico que se mueve, "hay un misterio de plástico". 

"La conclusión es que no se puede limpiar el océano y tenemos que parar la basura de plástico en el mar. Aunque nosotros tengamos un barco, nuestro proyecto no es limpiar el océano, porque no se puede, sino enseñarle a la gente que pare el consumo y que recicle", sostuvo. 

El interior del buque 

Diario Libre participó en un recorrido guiado por el buque en donde se presentaron los equipos que forman parte del laboratorio para el reciclaje de plásticos como trituradoras, extrusoras para calentar y mezclar el plástico, prensas para moldear los desechos, entre otros. 

Expandir imagen

Infografía

(FÉLIX LEÓN)

Bernard manifestó que el trabajo realizado dentro del buque y en las mini fábricas les ha permitido construir elementos como tubos, tablones, postes, ladrillos, adoquines y tejas para viviendas.  

Los desarrolladores de Plastic Odyssey manifestaron que para la puesta en marcha de una de las mini fábricas puede costar mínimo 70,000 dólares. Consultados sobre quienes financian estos proyectos, indicaron que los emprendedores. 

Citaron casos como el de África, en donde lograron la apertura de una línea de crédito con un banco de fondos europeo por la presencia de más de 100 emprendedores. 

En el caso de República Dominicana, Luis Rosario sostuvo que desde Medio Ambiente sostienen primeras conversaciones sobre el proyecto con el Bandex y el Ministerio de Industria y Comercio.  Añadió que realizan esfuerzos para que los emprendedores puedan acceder a fondos.

Más popular