26.1 C
Santo Domingo
sábado, septiembre 18, 2021

Medidas restrictivas afectan en un 80% al sector gastronómico en Santiago

Autoridades del Ministerio de Salud Pública, Interior y Policía y la Dirección del Comando Cibao Central de la Policía Nacional, se reunieron con la Unión Gastronómica de Santiago (UGASA), a los fines de buscarle solución al sector que se ha visto afectado por el horario del toque de queda adoptado por el Gobierno para controlar el coronavirus.

Según los propietarios de restaurantes de Santiago, las medidas restrictivas están dejando pérdidas de un 80 % en las ventas.

El director del Gabinete de Salud Pública, Robinson Díaz, dijo que llevarán a las autoridades de más alto nivel la preocupación de los propietarios de restaurantes de dicha provincia, en cuanto a la flexibilización del horario del toque de queda que les permita continuar operando sus negocios, siempre respetando las normas establecidas para evitar contagios de coronavirus.

“Nosotros estamos aquí para decirle a ustedes que pueden contar con las autoridades para que puedan seguir operando sin dificultades, siempre que se cumpla con las disposiciones del Ministerio de Salud y los demás organismos”, afirmó el funcionario.

Explicó que los establecimientos que cumplan con las normas siempre tendrán el apoyo del Gobierno, tras señalar que el interés de las autoridades es que la finanzas fluya y las normas de distanciamiento se ejecuten.

De su lado, el general Then dijo que la Policía Nacional estará siempre en la mejor disposición de colaborar con los dueños de establecimientos, pero que estos deben tener pendiente que hay reglas que cumplir, tal como están contenidas en el decreto presidencial, según CDN.

Según los dueños de restaurantes, desde el inicio de la pandemia del coronavirus en República Dominicana, las pérdidas en ventas han llegado a más de un 80 % en los restaurantes de la ciudad, con un 60% de esos establecimientos están cerrados, mientras que el 40 % restante con los ingresos que están percibiendo debido al actual horario del toque de queda no es suficiente para cubrir los costos operacionales.

Apelan al presidente Luis Abinader, a la vicepresidenta Raquel Peña, al ministro de Salud Pública, Plutarco Arias y las diferentes instituciones que tienen que ver con el manejo de la pandemia en el país, que escuchen los reclamos a los fines de buscarle solución viable para la permanencia de los negocios gastronómicos.

En ese sentido, la presidenta de UGASA, Laritza Fernández, afirmó que miles de colaboradores suspendidos esperando ser reintegrados a sus labores claman por volver a sus respectivos trabajos y a sus anteriores ingresos económicos, no sin dejar a un lado el temor de ser cancelados porque su empleador no pudo seguir, al verse vencido por la crisis.

- Publicidad -

Más popular