29.3 C
Santo Domingo
jueves, julio 29, 2021

Mesa de trabajo busca acuerdo que mitigue alza de los precios

El presidente Luis Abinader, la vicepresidenta Raquel Peña, funcionarios del área económica e integrantes de la mesa de trabajo, conformada por empresarios y miembros del sector social, religioso y sindical, cuyo propósito es lograr un gran acuerdo nacional para mitigar los efectos en la economía golpeada por la crisis internacional de precios.
Mientras se logra el acuerdo, Gobierno seguirá subsidiando algunos sectores para que no haya más incrementos

Frente a las alzas en los precios de los productos de la canasta básica y de artículos de otras áreas, el presidente Luis Abinader abrió ayer una mesa de trabajo, conformada por empresarios y miembros del sector social, religioso, sindical y de su gabinete, que tiene como propósito fundamental lograr un gran acuerdo nacional para mitigar los efectos en la economía que se ve golpeada de manera transitoria por la crisis internacional de precios.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en el Palacio Nacional, el jefe de Estado reconoció que el país está viviendo momentos convulsos en su economía, y allí aseguró que necesariamente en el país deberá producirse un reajuste en los salarios de los trabajadores, que se refleje en los niveles de inflación actual y en las alzas en los artículos de primera necesidad. Además, de parte del Gobierno, dijo que se compromete a seguir subsidiando algunos sectores para que no continúen los incrementos en los precios.
“Tenemos una situación que tenemos que darle seguimiento y tenemos que, desde el Gobierno, seguir subsidiando, para que no se convierta también en un efecto inflaccional”, expresó Abinader.

El gobernante agregó, al leer el documento de compromiso que firmaron los sectores, que el alza de precios es actualmente, un fenómeno global desencadenado por el aumento de la demanda de las materias primas, la disrupción de la cadena logística causada por la pandemia y el elevado coste de los combustibles producto de la reactivación económica.

“Este repunte significativo de los precios globales alerta a los gobiernos y preocupa a todos los ciudadanos, porque los efectos se sienten en los mercados locales de nuestros diferentes países. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) advirtió que la demanda mundial de crudo seguirá aumentando y por consiguiente alcanzará en el cuarto trimestre de este año los niveles previos a la pandemia. La fuerte demanda causada por la recuperación presiona hacia el alza del precio del barril de petróleo y los costos del transporte”, argumentó.

Dijo que entendiendo esa situación, es que el Gobierno entiende pertinente y necesario que en esta nueva crisis que impone el mundo, que haya unidad de todos los sectores representativos de la sociedad para buscar soluciones conjuntas que permitan mitigar el impacto que causa sobre la economía local, “así que nos comprometemos a participar en las mesas de trabajo por la crisis internacional de precios”.

Precisó que la demanda de transporte marítimo internacional crece debido a la recuperación del sector manufacturero en todo el mundo, pero se ralentiza el flujo de barcos por la crisis de los atascos en puertos y la demora en el despacho de los contenedores, causando y encarecimiento de materias primas y productos terminados importados.

En tal sentido, encomendó a los sectores que conforman la mesa de trabajo a que hagan los arreglos de lugar sobre el tema de los precios y que empiecen a reunirse a partir de mañana miércoles para que en un plazo de diez días entreguen al Poder Ejecutivo una primera recomendación. “Propongo al ministro de Industria y Comercio, Víctor (Ito) Bisonó, a que coordine estas mesas de trabajo, conjuntamente con el ministro de Agricultura, el ministro de Economía y otras instituciones del Gobierno que vamos a informar más adelante”, propuso.

Hatton describe la situación

Durante la actividad, el Gobierno hizo un balance de las medidas adoptadas hasta ahora para mitigar las alzas, como es el caso del subsidio a los combustibles, que la pasada semana, representó alrededor de 300 millones de pesos para el Estado.
A pesar de la crisis, el gobernante aseguró que la pobreza se ha incrementado solo en un 2 por ciento, y estimó que para finales de este año, la cifra habrá disminuido.
Al describir la situación económica actual, el ministro de Economía, Miguel Ceara Hatton, detalló que en el país se ha hecho una proyección a partir del 10 de junio, y se estima que en el 2021 habría un aumento de 7.5 % comparado con 6.7% que se registró en 2020.

“La inflación promedio el año pasado fue de 3.78 y nosotros esperamos tener una inflación promedio del 7 % y a diciembre estaría alrededor del 5 %. Ahí están los supuestos que sirvieron de base para hacer esa proyección y que sirve, por supuesto, para ser el marco macroeconómico del presupuesto”, manifestó.

Dijo que ayer lo que se vio fue el Índice de Precios, en donde se vive una situación muy particular, ya que entre febrero a mayo, el nivel de precio de la economía cayó.

“Los precios de las materias primas que más afectan a la República Dominicana, mantienen una tendencia al alza a nivel internacional al cierre de mayo, pero con tasas decrecientes (…). Es la soya, aceite de soya, maíz y trigo”, describió. Dijo que los artículos locales que se ven afectadas por las alzas de esas materias primas son las carnes, las harinas, los aceites, entre otros.

Por otro lado, el ministro de Industria y Comercio, Víctor Bisonó, indicó que al cierre del 2021 se evidenciaban aumentos significativos en los commodities, pero la República Dominicana se abocó a tratar el tema con los distintos sectores para prepararse al impacto que esto podría generar en territorio nacional y a la vez, para hablar sobre el subsidio temporal, como en el caso de la harina y de los combustibles, que es lo que se ha hecho hasta el momento.

El empresario Manuel Estrella pidió al Gobierno y a los sectores tener prudencia para no tomar medidas de choque que frenen el crecimiento del país.

Estrella dice hay que ser prudentes con medidas que frenen crecimiento

Al intervenir en la actividad, el empresario Manuel Estrella, consideró que en la actualidad no se está hablando de un problema muy extraordinario para que los sectores se precipiten en tomar medidas de choque, contrarias a las que ha tomado el Gobierno como los subsidios, porque podrían frenar el crecimiento económico.

“Por una razón de economía elemental, la demanda aumenta, después de las crisis, y la oferta no es pareja necesariamente (…) Cuando el mundo comienza a reactivarse económicamente, hay un aumento de demanda y adicionalmente en este caso han aumentado los commodities”, dijo.

Estrella precisó que en consecuencia, lo que actualmente se vive es una inflación mundial, debido a factores externos, “pero todo luce indicar, igual que en crisis pasadas, que será una inflación temporal y ya hay muchos productos como la madera que sus cotizaciones a futuro han disminuido cuarenta por ciento”.

En tanto que el empresario Manuel Corripio sugirió, -entendiendo la coincidencia de todos de que el proceso actual es temporal-, que los subsidios se hagan al consumidor y no al producto, tras señalar que si se hace lo inverso, el desmonte de la ayuda sería más traumática que el costo de ponerla.

Albizu dice situación no es fiscal ni monetaria

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, manifestó que la situación que se enfrenta ahora no es monetaria ni fiscal, sino de una inflación externa que se refleja en los costos de los fletes y seguros de la materia prima o los insumos que se importan. “Las estimaciones que tenemos en el Banco Central es que nosotros vamos a alcanzar un 8 % de crecimiento. Sin embargo, dijo el ministro de Economía, yo también lo apoyo, podemos llegar al 7.5. Nosotros calculamos entre 7.5 y 8, pero lo modelos de pronósticos, tres modelos que utilizamos, nos dicen que podemos pasar del 8”, describió. En tal sentido, sugirió a los sectores que si se fijara en consenso un arancel promedio en base a la situación precovid, se desplomarían los precios en los comercios, los supermercados y en todo. “Eso va a tener una influencia tremenda en los precios porque todo el mundo se va a ver obligado a disminuir y a ajustarse”, apuntó.

Abinader insiste no hay un solo factor local

El presidente Abinader reiteró que no hay una de las alzas de los precios que se deba a un factor local, lo cual el sector agropecuario puede investigar de que se ha aumentado la capacidad de producción.“No hay una de esas alzas de esos precios que se deban a un factor local, no hay una. Y aquí el sector agropecuario puede investigar y puede ver que en todas hemos aumentado la capacidad de producción, en todos, pero obviamente son esas circunstancias que a nosotros nos producen esa situación”, señaló.
Agregó que el Gobierno quiere que en las mesas de trabajo que el sector social trabaje con el Gabinete Social para ver cómo se pueden atender y focalizar muchas de las ayudas o subsidios que se están haciendo.

Tenemos que, desde el Gobierno, seguir subsidiando, para que no se convierta también en un efecto inflaccional”.
Luis Abinader
Presidente de la República

Cuando el mundo comienza a reactivarse, hay un aumento de la demanda y en este caso han aumentado los commodities”.
Manuel Estrella
Empresario

- Publicidad -

Más popular