Nefróloga analiza complicaciones renales adultos

El síndrome nefrótico es un trastorno renal que presenta síntomas y hallazgos de laboratorio que pueden ocurrir en personas con ciertos tipos de enfermedad renal, tales como, altos niveles de proteína (albúmina) en la orina, niveles bajos de la proteína (albúmina) en la sangre, hinchazón (también llamada edema) de la cara, las piernas o los tobillos.

La doctora Franchesca Gómez, nefróloga asegura que se produce una acumulación anormal de líquidos en los tejidos, generalmente acompañada de aumento de peso.

Franchesca Gómez

La especialista explica que el síndrome nefrótico se desarrolla cuando hay daño en los glomérulos, estructuras de los riñones que funcionan para filtrar la sangre. Este daño permite que las proteínas de la sangre como la albúmina se filtren a la orina, lo que provoca un aumento de la excreción de proteínas, por lo cual los niveles sanguíneos de albúmina se reducen.

Puede leer: Enfermedad de cambios mínimos: ¿Cómo afecta el organismo?

Índice del Contenido

El síndrome

Gómez afirma que muchos trastornos diferentes pueden causar daño a los glomérulos, lo que resulta en un síndrome nefrótico. En algunos casos, el deterioro se limita solo a los riñones. En otros, también se ven afectados otros órganos además del riñón (como en la diabetes mellitus o el lupus eritematoso sistémico). En los niños, la causa más común de daño glomerular es una condición conocida como enfermedad de cambios mínimos, asegura.

Otras enfermedades

En adultos, aproximadamente el 30% de las personas con síndrome nefrótico tienen un problema médico subyacente, diabetes mellitus, amiloidosis o lupus eritematoso sistémico. Los casos restantes generalmente se deben a trastornos renales primarios, como la enfermedad de cambios mínimos, la glomeruloesclerosis focal y segmentaria y la nefropatía membranosa, apunta la especialista de Cedimat.

Los síntomas más comunes del síndrome nefrótico son: hinchazón, aumento de peso, fatiga, coágulos de sangre, infecciones, dijo la especialista. La insuficiencia renal puede desarrollarse en algunas personas, tienen orina «espumosa» por la excreción de proteínas, concentración de colesterol y triglicéridos, concluye la especialista.

Más popular